Las parejas que siempre bailan juntos tienen una conexión más fuerte


Bailar es divertido y emocionante; nos trae calma y bienestar pero cuando lo haces con alguien que amas, la energía fluye de manera especial.

Aunque no lo creas, el baile tiene una conexión muy importante con la sexualidad y por ende, la intimidad con tu pareja. Esto hace que se refuerce el vínculo que existe entre ustedes. 

Según los expertos, el baile es la manera perfecta de sentirte cerca de tus seres queridos. "Hay algo en hacer lo mismo al mismo tiempo con otras personas que realmente nos une y expande nuestro sentido del yo", según explican expertos en comportamiento organizacional de la Universidad del Sur de California.

Cada vez que tenemos una conexión con alguien, creamos un nivel de intimidad. Para la mayoría de las personas, el nivel más alto de intimidad se puede encontrar a través del sexo, especialmente si tiene una conexión emocional con esa persona. Pero el baile, hace que conecten de una forma diferente.

Tomarse de la mano y acercar sus cuerpos les permite tener un acercamiento cara a cara y de corazón a corazón. Es la calidez que emana de sus cuerpo mientras se mueven de lado a lado, sin importar el género que bailen.

Desde tiempos remotos, se ha creído que el baile despierta pasión y erotismo. Se dice que la danza y el sexo van de la mano y eso hace que sea irresistible; incluso puedes decir mucho sobre un amante en potencia por la forma en que baila.

Bailar, como el sexo, no requiere música, pero a menudo es la chispa para encender el fuego para una buena sesión.

Cuando acostumbras a bailar con tu pareja, desarrollan al máximo su resiliencia. “El baile aumenta la agudeza cognitiva en todas las edades. Integra varias funciones cerebrales a la vez, cinestésica, racional, musical y emocional, aumentando aún más la conectividad neuronal ”, explicó Richard Powers, instructor de danza histórica y social de la Universidad de Stanford, en una entrevista con The New York Times . La combinación de ritmo y movimiento aumenta la capacidad para manejar el estrés y la flexibilidad para cambiar y resolver problemas.

Bailar con tu pareja genera comunicación y mejora la confianza entre ustedes. El secreto de una relación exitosa está en la confianza y la comunicación y es genial cuando esto surge con algo tan simple y divertido como un baile.

Ambos actuarán en equipo para aprender y ejecutar la coreografía. Si no se saben comunicar, no podrán coordinar. El baile los obliga a trabajar juntos, moverse juntos, escucharse unos a otros y superar los errores. Tienen que conocerse y entenderse y cuando menos lo piensen, estarán comunicándose con la mirada. "Las relaciones sanas también requieren liderar y seguir o dar y recibir en algún nivel", explica el Fred Astaire Dance Studio.

No se necesita ser un experto para moverse en la pista.  Cualquiera puede bailar y de hecho, cualquier lugar es bueno para probar unos pasos. Pero si tu pareja sabe bailar, es una ganancia porque te sentirás segura y te darás cuenta de lo fácil que es seguirle el ritmo.  Deja de lado cualquier deseo de ser un perfeccionista en tu baile. Solo disfruta bailando.

Vía: NuevaMujer. 


Artículo Anterior Artículo Siguiente