Posts Patrocinados en este sitio y Redacción de Textos SEO

Errores que cometen los hombres al tratar de conquistarte online

Es muy probable que durante esta cuarentena hayas notado un aumento en el número de chicos que te buscan online. Pareciera que el aislamiento le dio valor a muchos hombres para contactar a cuanta chica les gusta en redes sociales. Sin embargo, al tratar de conquistarte cometen varios errores que los alejan más de su meta. Checa cuáles son y seguro acabarás diciendo “¡sí es!”.

Típico que estás muy tranquila viviendo tu vida y tratando de sobrellevar el confinamiento, cuando de la nada te escribe un chico random: alguien que te vio en Instagram, el amigo de un conocido en Facebook o un ex compañero de la prepa que ya ni recordabas. Este comportamiento es resultado de factores como el ocio, el aburrimiento, nostalgia, sentimientos de soledad y claro, ¡bastante calentura!

Si bien los llamados “romances de cuarentena” pueden ser muy divertidos, la mayoría no prospera por alguno de estos errores clásicos de los galanes virtuales. Te vas a identificar…

Ir al grano muy rápido


Desde el primer mensaje ya sabes lo que quiere, no hay misterio. Apenas lees algo como “Hola amiga, estás bien guapa” y los ojos se te tuercen solos. Luego se descose diciéndote cuánto le gustas y tras un par de pláticas ligeras e insignificantes ya quiere que le cuentes tus fantasías y le mandes fotos íntimas. O sea, ¿en qué momento?

Si bien hay chicas que no tienen bronca con estos intercambios, la mayoría nos paniqueamos y preferimos cortar la comunicación.

No contar nada de sí mismos


Claro que a las mujeres nos encanta hablar de nosotras mismas, pero debe ser recíproco. Muchos conquistadores online te preguntan todo de tu vida, pero ellos no sueltan nada: no sabes si tiene novia, dónde vive y ni siquiera su nombre real. Entonces, ¿cómo establecer un vínculo con alguien que no conoces ni se deja conocer? Neeeext…

Hablar demasiado de sí mismos


En el otro extremo está el que se dedica a contarte lo fabuloso que es, lo que les gusta y todo lo que ÉL quiere hacer contigo. No se interesa para nada en ti, no te pregunta sobre tu vida y le valen tus gustos, opiniones o planes. Es decir, te queda claro que solo eres un pretexto para autoelogiarse, un alimento para su ego y un medio para aliviar su calentura. O sea, gracias pero no gracias.

Hacer promesas vacías


“Cuando todo esto pase…” ¿Cuántas veces te han dicho esa frase durante la cuarentena? Si bien se ha convertido en la muletilla más usada de la época, también les sirve a ellos para generar expectativas y hacer promesas que no van a cumplir. Muchos chicos te prometen citas espectaculares, sesiones de pasión y hasta amor eterno, sabiendo que el confinamiento es el pretexto perfecto para no llevarlo a cabo.

Él sabe que está blofeando y en el fondo tú también lo sabes. Si te late jugar con las fantasías, dale; pero si estás buscando algo real lo más probable es que termines por batearlo.

No respetar el “no”


Como dijimos, puedes adivinar la intención de un chico desde su primer mensaje. Si te gusta le sigues el juego y si no, buscas la forma de rechazarlo diplomáticamente o cambiar de tema. Sin embargo, algunos de estos galanes no entienden e insisten en romancear, ¡aunque no les contestes! Algunos te siguen mandando mensajes subidos de tono o hasta nudes no solicitadas, así que de inmediato los pones en la categoría de “intenso” y los bloqueas.

Los hombres que quieren conquistar a una chica por medio de redes sociales o apps deben tener en cuenta que las mujeres no tenemos sus mismas prioridades.

Si bien podemos involucrarnos en pláticas candentes, la gran mayoría respondemos mejor cuando un chico sabe llevarnos a eso poco a poco: contando una historia, creando una conexión más allá de la charla hot, y estimulando nuestra mente y emociones.

Sabemos que muy probablemente un galán virtual no tiene intenciones de ir más allá, pero si quiere crear un romance apasionado de la nada, debe aprender que “send nudes” no cuenta como frase seductora.

Vía: Veintitantos. 


Artículo Anterior Artículo Siguiente