Lo Más Reciente

Por qué es tan difícil superar una relación tóxica

Por qué es tan difícil superar una relación tóxica

Una relación tóxica no es solo una relación con alguien que no es bueno para ti; es una relación que tienes contigo misma en la que crees que es lo que mereces. Prefieres conformarte con amores a medias que buscar algo que te llene por completo y eso es una verdadera relación tóxica.


Todas nos hemos cegado por amor en algún punto de la vida sin embargo, esa no debe ser excusa para permitir que alguien se quede en tu vida.

Una relación debe estar basada en el respeto mutuo y en el trabajo en conjunto; debe ser balanceada, no unilateral. Así que quítate esa idea de que "peor es nada", por miedo a estar sola. Ahora, quizá lograste salir de ahí, quizá le dijiste adiós a esa persona y diste ese gran paso a terminar la relación. Sin embargo, por alguna razón, sigue revoloteando en tu cabeza y tu corazón. ¿Por qué?

Sabes que no era bueno para ti, que te obligaba a hacer algo que no querías, que no te acompañaba cuando tú lo necesitabas y que te chantajeaba y hacía sentir que eras cualquier cosa. ¿Por qué sigues pensando en esa persona?

Superar una relación tóxica resulta tan difícil porque te hace sentir que hiciste algo mal o al contrario, estás negada a aceptar que te equivocaste y buscas la forma en hacerle ver a todos que siempre supiste que no era para ti (aunque en realidad lo sigues queriendo), cayendo en una especie de círculo vicioso en el cual sólo te desgastas..

La verdad es que es tan difícil superar, aunque haya sido una relación tóxica, porque compartiste tantas cosas con esa persona. Hay un vínculo emocional que hace que sea difícil dejarlo ir. Esa persona fue testigo de tu vulnerabilidad y de tus secretos más oscuros y duele que te haya dado la espalda como lo hizo.

La mayoría de las personas se quedan en relaciones tóxicas porque creen que esa persona va a cambiar pero no es así. Quizá, una parte de ti siente lo mismo pero debes hacerte a la idea de que nadie cambia.

¿Qué hacer entonces? No te quedes en ese laberinto sin salida. Eliminarlos, dejar de seguirlos, bloquear su número y borrarlo de su teléfono puede parecer un poco extremo, pero tú eres la única que puede proteger tu corazón y debes hacerlo por cualquier medio que sea necesario.

Un amor tóxico deja varias lecciones a su paso que vas entendiendo poco a poco y la primera de ellas que nadie define tu valor más que tú misma. La segunda es que mereces tanto amor como el que tienes para dar (y más) y la tercera es que no tienes que tener miedo a estar contigo misma.

Por: Karen Hernández.
Vía: NuevaMujer.