Lo Más Reciente

¿Estas enamorada, pero no de tu pareja?

¿Estas enamorada, pero no de tu pareja?
 
Posiblemente todas hemos pasado por ese momento, en el que nos preguntamos si es válido sentir atracción por otra persona que no es nuestra pareja, ¿lo es?


No es nada fácil aceptar que se tienen sentimientos por alguien más, ya que cuando comenzamos una relación lo hacemos con la idea de generar lazos que perduren. Sin embargo, en las relaciones no siempre es así. A veces, “tener ojos” solo para una persona no es tan realista.

“Ser sinceras con nosotras mismas es esencial cuando empezamos a experimentar este tipo de  sentimientos, estando conscientes de que podemos permitírnoslo, pues al final nada está definido. Por eso cuando alguien que no es nuestra pareja actual comienza a generar algo en nosotras, es importante hacer introspección en cuanto a qué es lo que queremos o esperamos de esos sentimientos y sobre todo, de esa persona y si es recíproco” comenta Rocío Cardosa, project manager de AdoptaUnChico.

Tal vez, tendríamos que empezar a diferenciar la atracción del enamoramiento, del simple hecho de decir “me gusta” al decir “siento algo”. La principal diferencia recae en la manera en la que hemos llegado a conocer a la persona. Puedes decir estar enamorada de un hombre guapísimo que sigues en Instagram y que sube historias en donde te hace ver que es el mejor prospecto del mundo, pero eso no te genera un sentimiento real que represente una figura de “amenaza” para tu relación. Sin embargo, qué pasa cuando conoces a alguien, creas lazos, compartes historias, y entonces, comienzas a sentir.

¿Se vale continuar con tu relación cuando esto sucede?


No podemos decir que existe una respuesta correcta, no nos basamos en un “no” rotundo o en un ¡hazlo!, pero sí hay una clave: comunicación total con tu pareja. Si tienes dudas sobre lo que puede suceder con tu relación, sé honesta y compártelo con la persona que está contigo. Aceptar nuestros sentimientos significa que podemos tomar una decisión con la que evitamos lastimar a alguien más y mantenernos fieles a nosotros mismos.

“Estar enamorados de otra persona no es algo malo, debemos comprender que las relaciones tienen un principio y un final. Conocer y convivir con otras personas nos puede llevar a generar afección por alguien más. No debemos tener miedo de dejar fluir nuestros sentimientos”, agregó Rocío.

Vía: MOI.