Lo Más Reciente

Cómo identificar a un hombre mitómano

Cómo identificar a un hombre mitómano

Nadie, repito NADIE quiere caer en las garras de un mitómano, pero lamentablemente muchas de nosotras lo hemos hecho (o lo ha hecho nuestra mejor amiga). Hoy te decimos cómo identificar a un mitómano, porque al final del día, no es tan difícil, solo tienes que tener los ojos bien abiertos para identificar ciertas actitudes y terminar la relación a tiempo. Let’s go!


Un mitómano miente, miente y vuelve a mentir…


Descubrir que tu pareja miente continuamente no es tan fácil como se escucha… en especial si no quieres darte cuenta. Encima de eso, muchas personas son excepcionalmente buenas escondiendo su naturaleza por mucho tiempo, especialmente si están acostumbrados a mentir, aunque tarde o temprano te darás cuenta. De acuerdo a la psicología, el mitómano tiene un hábito de mentir desde la niñez: y todas estas mentiras están diseñadas para sentirse engrandecidos o mejor consigo mismos. Por cierto: hay una diferencia CRUCIAL entre un mentiroso y un mitómano. El mentiroso sabe perfectamente que mintió mientras que el mitómano se acaba creyendo su propia mentira y ya no puede distinguir la realidad de la falsedad.

Mitómano casi siempre es igual a narcisista


Descubrir que estás con un mitómano y narcicista es bastante fácil la verdad: hay pequeñas pero inconfundibles señales. Por ejemplo, no hay un diálogo, solo un largo monólogo. Él hablará exclusivamente de sí mismo TODO el tiempo. Si encuentras que cuando estás hablando te interrumpe, te interrumpe y te vuelve a interrumpir, lo más seguro es que sea uno. Otra señal es que AMA hablar mal de los demás, de hecho a sus ojos el mundo está lleno de gente inferior a él. Finalmente el narcisista está obsesionado con ser admirado en todos los sentidos: físicamente, culturalmente y profesionalmente.

Manipulador 100%


Para obtener más señales, es suficiente ver cómo es tu relación con él. El mitómano te manipulará hasta que te sientas solo una extensión de él y regularmente te hará sentir emociones negativas o culpable. Si después de una discusión te sientes culpable (aunque no hayas hecho nada mal), es probable que hayas caído en la trampa de uno. Además, en las peleas, será extremadamente difícil que pida disculpas si se equivoca o que vea sus errores. En caso de que estés saliendo con uno… envíalo directamente a psicoterapia.

Vía: Cosmopolitan.