Lo Más Reciente

¿Dejar de beber alcohol mejora tu vida sexual?

¿Dejar de beber alcohol mejora tu vida sexual?

El alcohol puede funcionar para desinhibirte y ser más aventurera, pero en realidad afecta tu vida sexual. Hombres y mujeres recurren a los tragos para relajarse, sin embargo, dejar de beber puede mejorar mucho su experiencia en la intimidad.

Según un estudio de la Universidad de Columbia, el alcohol un depresor del sistema nervioso central, que impide lograr la excitación sexual y los orgasmos, y puede ser causa de infertilidad.

Algunas de las complicaciones sexuales que produce el consumo de bebidas alcohólicas son:

Coito doloroso


Al beber demasiado alcohol, el organismo sufre una deshidratación. En las mujeres, esto ocasiona una fuerte fatiga, dolor de cabeza y resequedad vaginal, lo que da como resultado que haya dolor durante la penetración y después de la misma. En los hombres, esta deshidratación les dificulta conseguir y mantener una erección, por la reducción del volumen en la sangre y el aumento de la hormona angiotensina, asociada con la disfunción eréctil.

Menos orgasmos


Un estudio publicado por los Archives of Sexual Behavior encontró que 11% de los consumidores de bebidas alcohólicas tuvieron problemas para alcanzar el clímax. Los hombres presentaron dificultades para eyacular, mientras que las mujeres necesitaron mucho más tiempo para alcanzar el orgasmo, en comparación con quienes bebieron poco o nada de alcohol.

Infertilidad


Un estudio llevado a cabo por investigadores del Hospital Universitario de Aarhus, Dinamarca, concluye que el consumo semanal de 14 o más unidades de alcohol reduce la fertilidad en mujeres. Pero también señala que el consumo moderado de alcohol (menos de 8 unidades semanales), parece no tener ningún efecto sobre la fertilidad. En el caso de los hombres, tomar más de 5 tragos a la semana está asociado con una baja calidad del esperma.

Dificulta la excitación sexual


El consumo excesivo de alcohol hace que el cuerpo tarde más en reaccionar a los estímulos, por lo que retarda o incluso bloquea la de manera más significativa la excitación sexual. Lo peor es que según investigadores de la Universidad de Granada, el problema se presenta aún entre las personas que llevan años sin beber.

Por lo tanto, dejar de beber alcohol presenta muchos beneficios para la sexualidad: mejor lubricación para relaciones sexuales más placenteras, mayor facilidad para excitarte y alcanzar el orgasmo, y una fertilidad sana.

Así que la próxima vez que quieras echarte unos drinks antes de una sesión de sexo, piénsalo dos veces.

Vía: Veintitantos.