Lo Más Reciente

Cambios simples en tu cena para adelgazar fácilmente

Cambios simples en tu cena para adelgazar fácilmente

La clave para perder peso no está en pasar hambre, sino en repensar tu alimentación y darle a la preparación de tus comidas el tiempo que merece. Así que en lugar de eliminar tu cena, piénsala mejor:

Cena para bajar de peso: consejos prácticos


Bebe agua antes de comenzar


Beber dos vasos de agua antes de la cena te hará sentir más satisfecha cuando te sientes a la cena. Si el agua te aburre, puedes saborizarla con menta o limón.

Modera las porciones


Hay mucha verdad en el dicho "Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo". De esta manera, podrás reducir la ingesta calórica de tu día, favorecer la digestión y acostarte más liviana.

Asegúrate de verificar el tamaño de tus platos; está comprobado que los más grandes te estimulan a comer más. Por tanto, modera el tamaño de tus platos primero, si quieres moderar tu cena.

Guarda para mañana


Muchas veces, la culpa de dejar sobras nos impulsa a comer más. En lugar de obligarte a acabar con todo, guarda lo que excede tu porción para mañana. Esta medida te permitirá ahorrar no solo en calorías, sino también en tiempo y esfuerzo.

Deja el postre para el almuerzo


¿Qué te parece si dejas el postre para el almuerzo? De esa manera, tendrás toda la tarde para transformar esas calorías en energía. Si de verdad quieres saborear algo dulce, opta por una fruta.

Modera la ingesta de azúcar al máximo, diversifica tu consumo de proteínas magras, grasas saludables y verduras. En la medida de lo posible, complementa este plan alimenticio con ejercicios de fuerza, tres veces a la semana, como recomienda Healthline.

Vía: iMUJER.