Lo Más Reciente

Perdonar o no una infidelidad

Perdonar o no una infidelidad

¿Hay posibilidades de superar o prevenir la infidelidad? Te revelamos por qué ocurre, cómo encararla y los caminos a seguir.

El sonado caso del video sexual en el que un famoso ex-futbolista evidenció que le estaba siendo infiel a su esposa, una respetada periodista, nos puso los pelos de punta. Si mujeres hermosas, talentosas y empoderadas como ella y como Jennifer Aniston, Beyoncé yLady Di no libraron el adulterio, ¿qué nos podría inmunizar a las mortales? ¿Es posible dejar un engaño de este tipo en el pasado y dar una segunda oportunidad a nuestra pareja? Depende, en primer lugar, de si se trató de una relación extramarital que fue más allá de lo físico y pasó a lo emocional, o sólo una aventura de una sola vez. La decisión de seguir o decir adiós depende de cada quien; por supuesto, existe la opción de transformar la crisis en algo que nos fortalezca, pero ello requiere un trabajo arduo, comprometido y un verdadero deseo de ambos por permanecer y curar las heridas provocadas. Eso sí, la ayuda profesional y la paciencia de las dos partes es imprescindible.

Primeros auxilios luego del descubrimiento 


 Existen cientos de modelos de intervención en crisis o primeros auxilios psicológicos para enfrentar los momentos iniciales de una situación traumática, pues ¡cómo no quedarse en shock con la noticia de una infidelidad de quien amamos! A continuación, los pasos que se recomiendan en terapias corporales y en las sesiones cognitivo-conductuales:

RESPIRAR PROFUNDO. Ayuda a oxigenar el cerebro y nos hace sentir que tomamos el control en momentos complicados.

MANTENER LA CALMA. A menos que tengamos la seguridad absoluta, se debe hacer un análisis de la información recibida. ¿Será verdad?

BUSCAR CONTENCIÓN. La amiga, una hermana o alguna línea de apoyo en crisis (*) nos pueden dar consuelo y ayudarnos a no tomar decisiones impulsivas.

LIBERAR LAS EMOCIONES. Desahogarnos reduce el impacto mental, ya sea que lloremos, gritemos, digamos groserías o le peguemos a una almohada; hacer ejercicio también sirve.

ENFRENTAR LA SITUACIÓN. Una vez que ha transcurrido el impacto inicial, y sólo después de eso, es momento de comenzar a pedir cuentas.

Infidelidad hoy en día


¿CUÁNTOS? 

Esther Perel, en The State of Affairs: Rethinking Infidelity, dice que más del 50% de los hombres la practican; desde los 90´s la infidelidad femenina aumentó 40%, y en más de un tercio de los matrimonios, uno o ambos admiten un engaño.

¿CÓMO? 

Según el sitio de citas clandestinas Ashley Madison, supuestas juntas de oficina o los viajes de trabajo son las oportunidades que más aprovechan los hombres. Ellas son infieles cuando van al supermercado, al café, o en sus casas.

 ¿POR QUÉ? 

“Desde un ‘resbalón’, patrones culturales, deseos de terminar, necesidad de reafirmarse o una venganza”, explica el psicoanalista Carlos Escobar Gutiérrez. Y la tecnología ayuda: redes donde reencontramos a exes, apps para citas….

Las consecuencias del engaño:
Hay mucho dolor

Se vive el duelo con un sentido de humillación, traición y una rabia profunda que no sabemos cómo controlar.

A veces surge la culpa

Hay pérdida de autoestima y cuestionamientos duros sobre ‘el mundo que se ha venido abajo’.

El caos alcanza al círculo más cercano

Los hijos son los más afectados. Se trastoca todo el proyecto de vida en familia. La separación suele ser lo usual.

¿Se puede pasar la página? 


Por supuesto. Sin embargo, requiere compromiso y un verdadero deseo de ambos por permanecer unidos y replantearse hacia dónde se dirigirá la relación. En el libro El arte japonés de curar heridas emocionales: Kintsukuroi (editorial Planeta), el psicólogo español Tomás Navarro recomienda llevar a cabo la práctica mencionada en el título (Kintsukuroi o Kintsugi), es decir, pegar con oro las cosas que se han quebrado, para aumentar su valor y revertir su condición. Así, según el autor, es posible recomponer el amor roto. Y al final puede incluso haberse convertido en algo mejor. Para ello sugiere los siguientes pasos:

1. TOMAR DISTANCIA. 

 Salir del núcleo del problema también implica alejarse del remolino de las emociones que impiden analizar de modo objetivo el asunto.

 2. PENSAR DIFERENTE.

¿Cuál es la raíz?, ¿de qué manera contribuimos?, ¿qué queremos respecto de este lazo? Es necesario cuestionarse a fondo con el fin de tomar nuevos enfoques.

3. PASAR A LA ACCIÓN SÍ SE QUIERE PERMANECER 

 Llegó la hora de hablar con el otro y alcanzar acuerdos en los que lo fundamental sea re-aprender a amarse, a pesar de todo.

¿Hay maneras de prevenirla?
No hay garantías, pero cultivar los siguientes aspectos refuerza la unión en pareja y hace que la posibilidad de un tercero oculto en la relación se reduzca al mínimo, menciona el terapeuta Escobar Gutiérrez:

Trabajar en la atracción física. Mantener el deseo sexual y buscar tiempos para el romance.

Planear, comunicarse y apoyarse. Pedirse consejos, estimular el crecimiento del otro, admirarse mutuamente.

Cultivar y guiar su unión a través de valores sólidos. Respeto, solidaridad, lealtad y honestidad son fundamentales.

(*) EN MÉXICO, SAPTEL PROPORCIONA AYUDA PSICOLÓGICA GRATUITA LAS 24 HORAS. TEL. (55) 52 59 81 21

Vía: VANIDADES.