Lo Más Reciente

Fin de semana romántico en Valle de Bravo

Fin de semana romántico en Valle de Bravo

Valle de Bravo, Pueblo Mágico del Estado de México, lo pueden explorar por tierra y aire. Un fin de semana es suficiente para recorrer sus callejones y maravillas naturales.

Volemos juntos. Un vuelo en parapente es de ley; Valle de Bravo es reconocido a nivel mundial por sus vientos tranquilos y constantes que favorecen la práctica de esta actividad. Si son una pareja de novatos, no se preocupen:  el vuelo es individual y se hace en compañía de un instructor.

Son casi 20 minutos los que tienen para planear por el cielo y observar la presa del pueblo, sus calles e inmensos bosques. Incluso, pueden ascender hasta quedar encima de las nubes. El aterrizaje se realiza sobre un playón del lago, donde les espera un refrigerio. La actividad la pueden contratar en un paquete que ofrece Alas del Hombre. Incluye hospedaje, cena romántica, dos vuelos y un paseo a la reserva Monte Alto. www.alas.com.mx

Una noche romántica.  En el corazón del Pueblo Mágico encontrarán un escondite solo para adultos, La Casa Rodavento. El hotel boutique consta de siete lujosas suites con amenidades de lujo, como tina y terrazas privadas para admirar las cúpulas de la catedral de "Valle".

Entre su menú de actividades les recomendamos una cata de vino; una  cena preparada en la intimidad de la habitación por el chef Diego Isunza Kahlo, hijo de la sobrina nieta de Frida Kahlo; y recorridos en kayak, cabalgatas y tirolesa en la propiedad hermana Hotel Rodavento, situado en medio del bosque. www.lacasarodavento.com Viaje todo incluido. Para una escapada exprés, de una sola noche, Río Verde diseñó un  paquete que incluye hospedaje (tu habitación es decorada con pétalos de rosas), una cena romántica en un restaurante del centro y un paseo en yate por la presa para ver el atardecer, una caminata por el bosque para contemplar la cascada Velo de Novia o ascender a La Peña, un mirador natural para admirar todo el valle.

También pueden añadir, con un costo extra, una lunada de dos horas,  con fogata y bombones, en medio de la reserva Monte Alto, cubierta de pinos, oyameles  y encinos. riovalle.mx

Vía: El Universal.