Lo Más Reciente

¿Cómo sobrevivir a una infidelidad?

¿Cómo sobrevivir a una infidelidad?

Descubrir que tu pareja es infiel te puede caer más que como un balde de agua fría, como un tambo de hielos en la espalda. Una tormenta de sentimientos y pensamientos invaden tu mente: ¿le faltaba algo a nuestra relación?, ¿es por un trauma de su infancia?, ¿nunca me quiso? o incluso quizá ocurrió por razones que nada tienen que ver contigo o su relación. 

Para procesar y eventualmente superar este torrente de emociones, te dejamos estos 8 consejos que, con el tiempo y paciencia, te ayudarán a dejar atrás este trago amargo.

No te pelees con tus sentimientos


Lo primero para superar algo es aceptarlo y los sentimientos no son la excepción. El shock, el coraje, el miedo, el dolor, la depresión y la confusión son normales. Es probable que te sientas como si estuvieras en una montaña rusa emocional por un tiempo. Se necesita tiempo para superar el dolor de tener una pareja infiel. Pero eso sí, no esperes que la mezcla de sentimientos y la desconfianza desaparezcan incluso si estás tratando de perdonar a tu pareja y reparar tu matrimonio. Tu matrimonio ha cambiado y es natural lamentar la relación que una vez tuviste.

No busques venganza


¿Para qué? ¿Realmente te ayudará a sentirte mejor o solo aumentará la frustración? Ser traicionado por tu pareja puede provocar rabia. En tu estado de furia, tu primer instinto puede ser castigar a tu pareja hablándole a sus amigos (o, lo que es peor, a las redes sociales), o pensar en tener una aventura para compensar. Quizá obtengas una sensación de satisfacción temporal con este tipo de acciones, pero en última instancia, pueden actuar en su contra, manteniéndote en un estado de ira en lugar de centrarse en sanar y seguir adelante, solos o juntos.

Piensa antes de decirle a tu familia, también. Es probable que tengan opiniones radicales sobre lo que debes hacer: dejarlo o quedarte. Pero nadie más que tú entiende realmente lo que sucede en tu matrimonio. Mientras reflexionas sobre cómo procederá, es mejor mantener los detalles en privado.

Apapáchate


Tu cuerpo puede presentar algunas reacciones físicas debido al estrés, como náuseas, diarrea, problemas para dormir (ya sea no dormir o dormir demasiado), temblores, dificultad para concentrarse, no querer comer o comer en exceso. Una vez que haya pasado el shock inicial, haz todo lo posible por comer alimentos saludables, seguir un horario, dormir horas regulares, hacer algo de ejercicio todos los días, beber mucha agua y, sí, divertirte.

No caigas en el juego de echar culpas


Una vez más, ¿para qué? ¿Realmente vale la pena gastar tu energía en eso o en sentirte mejor? Culparte a ti mismo, a tu pareja o al tercero en discordia no cambiará nada y solo se desperdicia energía. Trata de no ponerte en el lugar de víctima, si puedes evitarlo, o de sumergirte en la autocompasión. Solo te hará sentir más impotente y mal contigo misma.

Mantén a los niños fuera del drama


Esta situación es entre tú y su pareja y no se debe involucrar a los hijos. A menos que tú y tu cónyuge hayan decidido poner fin al matrimonio, compartir detalles sobre un asunto sólo les causará ansiedad, les hará sentirse atrapados en el medio y los obligará a tomar partido.

Busca ayuda profesional


En lugar de darle vueltas a tus propios pensamientos o recurrir a amigos que siempre tomarán partido, una gran opción -incluso antes de tomar una decisión respeto a la relación - es hablar con algún terapeuta de pareja, quien será neutral y puede ayudarte a comprender qué sucedió exactamente. Puedes hacer preguntas a tu pareja y compartir sus sentimientos sin perder la calma.

Un terapeuta experimentado puede ayudarte a comunicarte mejor y procesar los sentimientos de culpa, vergüenza y cualquier otra cosa que puedas estar sintiendo. Si decides terminar el matrimonio, sabrás que hiciste todo lo posible para que funcionara.

Sé práctico


Por mucho que se sienta feo pensar en las cosas como son, será lo mejor para ti. Si sospechas que el asunto probablemente te llevará al final de tu matrimonio, reflexiona sobre asuntos prácticos, como dónde vivirás, si tienes suficiente dinero para pagar tus necesidades y, si tienes hijos, el tipo de acuerdo de custodia que deseas. También es posible que quieras considerar pedirle a tu pareja que se realice una prueba de ETS y hacerte una prueba si ha tenido relaciones sexuales durante o después de la aventura.

Vive un día a la vez 


La infidelidad es uno de los desafíos más difíciles que puede enfrentar un matrimonio, pero no siempre significa que sea el final. A medida que avanza, las consecuencias a lo largo del tiempo, quedará claro cómo avanzar para que puedan comenzar la siguiente fase de su vida, juntos o separados.

Vía: Veintitantos.