Lo Más Reciente

Una mujer sana es una mujer fuerte

Una mujer sana es una mujer fuerte

Hacer deporte está de moda en todos los sentidos. A sus ya conocidos beneficios para la salud se suma ahora otro atractivo más: las magníficas prendas de ropa deportiva para mujer. Y como prueba de ello, aquí te presentamos 3 tipos de prendas que lo reflejan a la perfección. ¿Te imaginas cómo te sentaría a ti?

Tops para quemar calorías


Dentro de la categoría Tops se pueden encontrar prendas muy diferentes, algunas de ellas con un estilo más urbano que sport. Pero en otros casos, la situación es al revés: modelos con un carácter deportivo muy marcado y que se pueden vestir para salir a correr, hacer fitness o practicar cualquier otro deporte.

Mallas: porque lo femenino también es sinónimo de comodidad


Las mallas destacan por ser una de las prendas favoritas entre todo tipo de chicas. Sus ventajas no son pocas: comodidad, versatilidad y estilización de las líneas femeninas. Algunas tienen un estilo sport muy marcado, especialmente aquellos modelos de cintura elástica ancha, diseño monocolor y banda lateral que recorre toda la pierna creando un interesante contraste.
Calzado: el accesorio para quemar calorías donde y como quieras.

Por último, en este artículo dedicado a la ropa deportiva para mujer no podíamos olvidarnos de uno de los artículos más sport de nuestro catálogo online: el calzado training. En relación a este accesorio, existen numerosos modelos de grandes marcas como UA que, indudablemente, rebosan estilo deportivo.

La alimentación lo dice todo


No obstante, el ejercicio y la forma de ejecutarlo cómodamente con la mejor ropa sport que te ofrecemos no tendría mucho efecto si no seguimos una alimentación y descanso adecuado. Por ello, te vamos a ofrecer también algunos consejos de alimentación para que puedas llevar una vida sana logrando tus objetivos:

1. Plato perfecto: cada comida debe consistir en un 45 por ciento de carbohidratos ricos en fibra, un 30 por ciento de grasas saludables y un 25 por ciento de proteínas magras.

2. Comer antes de estar hambriento: una buena manera de asegurarte de que no vas a terminar buscando papitas, golosinas o una barra de chocolate cuando necesites un refrigerio es comer antes de sentirte hambriento.

3. Tener alimentos saludables a la mano: para no acabar picando grasas entre horas.

4. Comprar inteligentemente: tener la nevera con comida saludable ayuda a mantener el objetivo.

5. Beber agua: calma la sed y el hambre, ¡así que bebe mucha!