Lo Más Reciente

Señales que indican que ya no eres feliz con tu pareja

Señales que indican que ya no eres feliz con tu pareja

La miel del amor poco a poco se puede agotar si no la cuidas bien o ya dejó de ser interesante.


10 señales que indican que ya no eres feliz con tu pareja


Estás harta de escucharlo hablar algunas veces


Cada que abre la boca piensas “A ver a qué hora se calla este___” o simplemente dejas de escucharlo y le sigues la corriente.

Ya no soportas las canciones de amor
Antes tu mejor playlist era estilo Amor del Bueno y ahora es la última a la que quisieras darle play.

A veces prefieres salir mejor con tus amigas


Es un pesar cuando llega el viernes porque tal vez lo destinas para verlo y quisieras hacer mejor otras cosas como echar unos drinks o salir de fiesta (sin él) en lugar de estar juntos todo el santo día.

Tu familia o un amigo ya te hizo el comentario


Nunca falta la amiga o el amigo que es más listo que nosotros para darse cuenta de que la llama del amor está por expirar o que te has vuelto más malhumorada o aburrida que de costumbre.

Ya no te emocionas cuando te hace un cumplido o tiene un detalle contigo


Sientes como si la persona que te estuviera haciendo el cumplido fuera un señor de 50 o el niño raro del salón. No es que tengamos el autoestima hasta los cielos (aunque sí un poco) pero ya no es lo mismo.

Piensas tanto en dejarlo que ya te duele el estómago


Haces de todo; tests, lectura de mano, recurres a tus amigas y hasta a desconocidos para preguntar como ven tu relación y sí deberías terminarla. Aquí lo que más buscas es que alguien esté de acuerdo contigo para justificar algo que la verdad no tienes por qué.

No lo ves en tu vida a largo plazo


Aunque estás viviendo el presente, cuando comienzas a hacer planes como viajes cortos o largos, él no está en el mapa. Incluso, hasta los mantienes en secreto para que no se integre en ellos.

Cuando hace algo mal, te irritas demasiado


Como si fuera un adolescente que no aprende y te ha gastado la paciencia.

Se llevan más pesado


Antes eras cuidadosa de no pasar el límite entre lo chistoso y lo grosero, pero ahora te da igual y hasta se llegan a gritar.

Le contestas: “Yo también”


Creo que no necesitamos explicar a qué nos referimos…

 Si aún le quieres echar ganitas…

Vía: Mujer de 10.