Lo Más Reciente

La depresión entre hombres y mujeres no es igual

La depresión entre hombres y mujeres no es igual

La depresión es un desbalance químico que no se quita tomando agua de tlacote o extractos de araña capulina. Es importante identificar los síntomas en cuanto aparecen e ir con un psiquiatra para que te trate. Y como no es lo mismo que se deprima un bigotón a que la enfermedad ataque a la damita, aquí te dejamos unas pistas de cómo le pega a cada género.
 

Ellas



  • Son más propensas a sentirse desoladas, incomprendidas y culposas.
  • Se deprimen más por los cambios hormonales e intentan suicidarse cuatro veces más que los hombres, aunque lo logran cuatro veces menos.
  • Los picos de depresión aparecen en la adolescencia, el síndrome premenstrual, la edad reproductiva, el posparto y al comienzo de la menopausia.
  • Dudan todo el tiempo de sus capacidades y rechazan su imagen corporal y social.
  • Cargan con un profundo e incontrolable sentimiento de culpa.
  • Tienen alteraciones intensas en el apetito y el peso. Antojo feroz por los carbohidratos y con mucha azúcar.
  • Frecuentemente padecen anorexia, bulimia, ataques de pánico y trastornos obsesivo compulsivos.
  • En las mujeres, un síntoma de la depresión atípica es la somatización. Les duele todo, pero están sanas.


Ellos



  • Su depresión se manifiesta en enojos y cansancio físico.
  • Aunque no intentan suicidarse tanto como las mujeres, cuando lo deciden, lo hacen sin andar amenazando.
  • Suelen deprimirse en el momento en que son más productivos, por el estrés laboral y por la edad.
  • La sufren en soledad y aislamiento (por aquello de que se considera que es de “débiles” comunicar los sentimientos).
  • La ansiedad se manifiesta en pensamientos repetitivos y fatalistas y preocupaciones sobre lo que no están logrando hacer.
  • Cambios psicomotores (intranquilidad, lentitud en sus movimientos) y falta de concentración.
  • Aumento en el consumo de alcohol y drogas.
  • Es probable que sufran algún trastorno de sueño: están fundidos en la noche, pero a las 4 a.m. están con el ojo pelón, súper cansados y con una angustia terrible porque no la van a armar.
  • Tienen dificultades para tomar decisiones. Fallan 66% más en su trabajo que cuando no están deprimidos.


Lo peor que le puedes decir a una persona deprimida es que le eche ganitas. No es un asunto de ganas, es de química cerebral. No te da solo por lo que te pasa en la vida sino por las características que tiene tu cerebro para resistir lo que ocurre.

Vía: MOI.