Lo Más Reciente

Durante estas fiestas, evita comer masa cruda

Durante estas fiestas, evita comer masa cruda

Si durante estas fiestas decides preparar galletas, pasteles, incluso pan casero, evita la tentación de probar bocado antes de que la mezcla esté completamente cocida.

Teniendo en cuenta una serie de precauciones, podrás disfrutar con tranquilidad y seguridad momentos junto a tus seres queridos, mientras preparan deliciosos alimentos horneados en la cocina.

¿Qué esconde la masa cruda?


Muchos pueden encontrarse familiarizados con los riesgos de infección por carne cruda o salmonella. Sin embargo, la harina procede de cultivos de trigo que también podrían estar contaminados.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC)  informan que la Escherichia coli (E. coli) puede encontrarse presente en la harina, ya que es un producto agrícola crudo.

Esto quiere decir que no se ha tratado para matar estos gérmenes, y como consecuencia, los granos pueden contaminarse mientras se encuentran en el campo o durante los sucesivos pasos en los que se elabora la harina.

La forma de acabar con las bacterias es cocinando, hirviendo, asando u horneando los productos hechos con harina.

Estos son algunos consejos que pueden ayudarte a conservar tu salud, a la hora de realizar recetas con masa cruda:


  • No pruebes ni comas masa cruda, ya sea para galletas, tortillas, pizzas o panqueques.
  • No permitas que los niños jueguen o coman masa cruda.
  • Hornea o cocina la masa cruda, antes de comerla. Para ello, sigue las instrucciones de la receta o del paquete del producto. Éstos especifican la temperatura y el tiempo adecuado para la cocción.
  • No hagas batidos de leche con productos que contengan harina cruda, como la mezcla para pasteles.
  • No uses masa de galletas cruda y casera en el helado. El helado de masa para galletas que se vende en las tiendas contiene masa que ha sido tratada para matar las bacterias dañinas.
  • Mantén los alimentos crudos, como la harina o los huevos, separados de los alimentos listos para comer. Ten en cuenta que la harina puede diseminarse fácilmente debido a su naturaleza en polvo.
  • Respeta las instrucciones para refrigerar los productos que contienen masa cruda o huevos, inmediatamente después de la compra hasta que estén horneados. 
  • Lávate bien las manos, las superficies de trabajo y los utensilios después del contacto con la harina y los productos de masa cruda.


Caso reciente


Un brote de E. Coli relacionado con harina contaminada, entre el 21 de diciembre de 2015 y el 5 de septiembre de 2016, fue investigado por Samuel J. Crowe, epidemiólogo de la división de enfermedades transmitidas por los alimentos, el agua y el medio ambiente, de los CDC, y sus colegas.

Los investigadores identificaron 56 casos en 24 estados de EE.UU. y la infección se asoció con el uso de marcas de harinas y el consumo de masa casera cruda. Luego de los análisis correspondientes, vincularon las enfermedades a las marcas: Medalla de oro, Medalla de oro Wondra y Cocinas exclusivas.

"Esta investigación encontró a la harina cruda como fuente de un brote de infecciones por E. Coli. A pesar de que es un alimento con poca humedad, puede ser un vehículo para patógenos transmitidos por los alimentos", afirmaron los autores.

La bacteria E. Coli suele estar presente en ambientes húmedos, como la carne y las verduras de hoja, pero esta nueva evidencia demuestra que también puede sobrevivir en ambientes secos.

En este caso, cuando se mezcla la harina con ingredientes húmedos, como leche, huevos o mantequilla, los gérmenes reviven y comienzan a replicarse.

Presta atención a cualquier síntoma


Los CDC afirman que los síntomas de intoxicación alimentaria pueden variar de leves a graves, dependiendo el germen con el que haya estado contaminado el alimento. Los síntomas de las infecciones por E. coli, también varían para cada persona, pero a menudo incluyen calambres estomacales, diarrea (usualmente con sangre) y vómitos.

Las personas generalmente se enferman de 3 a 4 días después de entrar en contacto con el alimento contaminado y su recuperación puede verse luego de una semana. Sin embargo, algunos desarrollan un tipo grave de insuficiencia renal llamada síndrome urémico hemolítico (SUH).

Los síntomas de las infecciones por salmonella suelen aparecer de 6 a 48 horas después de comer un alimento contaminado, aunque este período a veces es más largo. Quienes la padecen, sufren de diarrea, fiebre y calambres abdominales.

En la mayoría de los casos, la afección dura de 4 a 7 días y las personas se recuperan sin antibióticos. La enfermedad causada por la bacteria salmonella puede ser grave y es más peligrosa para adultos mayores, bebés y personas con sistemas inmunitarios debilitados.

Vía: HolaDoctor.