Lo Más Reciente

Hasta las mujeres más fuertes necesitan un descanso

Hasta las mujeres más fuertes necesitan un descanso

Las mujeres fuertes son exigentes, tienden a tener estándares muy altos. Las han lastimado en el pasado, por lo que saben que tienen que esperar a alguien que sea absolutamente adecuado para ellas.

Luchan por otros y por una mismas, defienden sus ideales y toman una postura por lo que es correcto, incluso si eso significa estar solas. Asumen riesgos aún sabiendo que pueden fracasar porque eso es también parte de lo que las encamina al éxito.

¿Pero sabes qué? Incluso las mujeres más fuertes se cansan de sus responsabilidades. Se cansan de cuidar todo todo el tiempo y también se olvidan de las citas que han agendado y los pendientes que tienen por hacer. Se cansan de la vida independiente y de tener que seguir a la altura de las expectativas de todos. Las mujeres también tienen miedo pero no pueden encontrar el coraje para pedir ayuda porque el mundo espera que estén bien sin ninguna ayuda. Se cansan de que el mundo espere que resuelvan todo por su cuenta.

Las mujeres más fuertes también necesitan amor. Aunque el mundo las ponga como mujeres que no necesitan de nadie, no les gusta la soledad, no les gusta el rechazo, ni les gusta la incertidumbre de un amor a medias. Es cansado vivir bajo la idea de "ser su propio héroe". Y si hay algo que quieren es que de vez en cuando alguien les recuerde que todo estará bien.  El trabajo emocional es más cansado de lo que crees, incluso para las mujeres más fuertes.

Aunque no lo creas, las mujeres más fuertes también se rompen. Cuando han sido fuertes durante demasiado tiempo y ya no pueden hacerlo más, también se desmoronan. Hasta las mujeres más fuertes tienen días en los que quisieran quedarse en cama, envueltas en las cobijas. A veces el cansancio hace que el corazón pese y que la mente no piense. Pero cuando eres una mujer fuerte, eso parece ser inaceptable.

A las mujeres fuertes también les cuesta trabajo despejar su mente y concentrarse. Les cuesta trabajo pensar en nada y dejar que las cosas fluyan sin un plan. Por eso, el agotamiento es inevitable. Hasta las mujeres más fuertes se quedan sin aliento cuando sienten que todo por lo que han trabajado se está desmoronando.

Incluso las mujeres más fuertes necesitan un descanso. Necesitan relevarse con alguien para liderar el paso por un momento. Necesitan un descanso para disminuir la velocidad y que puedan recargar sus baterías para seguir adelante. Necesitan sentir que está bien ser vulnerable y recordar que son seres humanos.

Las mujeres más fuertes se sienten agotadas y están en todo su derecho. Hasta para las mujeres más fuertes es justo y necesario un descanso.

Por: Karen Hernández.
Vía: NuevaMujer.