Lo Más Reciente

¿Por qué los millennials son los mejores viajeros?

¿Por qué los millennials son los mejores viajeros?

La generación que más viaja de la historia es también la más exigente a la hora de buscar experiencias que enriquezcan su viaje. La industria ha tenido que adaptarse rápidamente para crear hospedajes únicos, mejorar la experiencia de vuelo, ofrecer la posibilidad de llegar a los lugares más recónditos y proteger al entorno. Y así es como los millennials han mejorado los viajes.

Hospedaje personalizado


La época de los grandes hoteles all inclusive, los resorts en donde familias y parejas se hospedaban por igual y los hostales sucios ha quedado atrás. Hoy, los hoteles se están reconfigurando como espacios de alojamiento personalizados que más allá de una cama para descansar, ofrecen toda una experiencia.

Los hostales se han convertido en una opción de alojamiento para los jóvenes, con diseño contemporáneo, cafetería y una especial atención en crear una comunidad de viajeros.

Respondiendo a la oferta monótona de los grandes resorts, surgieron los hoteles boutique, cuya riqueza yace en el tamaño compacto, la cercanía a los puntos de interés, la exclusividad y la originalidad en sus espacios –tan instagrameables-, así como su oferta culinaria.

Otras opciones de alojamiento han crecido en los últimos años, como Airbnb, que ofrece a los viajeros la posibilidad de alojarse en un lugar único y la inmersión en la vida local. Y existen también posibilidades como el couchsurfing y las distintas apps para encontrar alojamiento a cambio de –casi- cualquier cosa.

Experiencia de vuelo


Conforme han crecido, los millennials han pasado de elegir los vuelos low-cost con tal de ahorrar, a pedir más que los servicios mínimos. Así, han obligado a las aerolíneas a ofrecer menús distintos, con propuestas de chef reconocidos, o a adquirir servicios de streaming gratuito.

Además, han surgido distintas apps que ayudan a planear el viaje mientras uno espera en los aeropuertos. Gracias a la posibilidad de conectarse al wifi, estos se han convertido en puntos de investigación, para comparar precios, crear rutas y buscar opiniones de los sitios que se pretenden conocer.

Han ampliado los horizontes


Aunque es verdad que todavía existen modas que llevan a los viajeros a optar por un destino en particular, lo cierto es que esta generación ha ampliado los horizontes de viaje. Los típicos destinos de hace unas décadas ahora comparten protagonismo con rincones desconocidos y exóticos.

Hoy, cada viajero elige su próximo destino de acuerdo a su personalidad y, para eso, hay una infinidad de opciones. Según un estudio de Booking, el 55% de los millennials usa Instagram para elegir a dónde viajar y la mayoría de estos busca destinos lejanos a los que pocas personas hayan ido.

Se preocupan por el entorno


Esta es la generación más preocupada por cuidar el medio ambiente y velar por la protección de las comunidades autóctonas. Cada vez más, los hoteles han adoptado una propuesta de sustentabilidad visible en el diseño con materiales de la zona, en los restaurantes farm-to-table y en el uso de la tecnología para ahorrar energía y aprovechar el agua de lluvia o la luz del sol.

También, y partiendo de que cada vez encontramos más hoteles ubicados en zonas recónditas o en el centro de una comunidad, estos se han preocupado por devolver algo y apoyar a las comunidades cercanas, ya sea ofreciéndoles trabajo o creando experiencias en donde estos puedan enseñar algo sobre su estilo de vida a los turistas que los visitan.

Vía: Travel + Leisure.