Lo Más Reciente

¿Por qué el estrés nos hace subir de peso?

¿Por qué el estrés nos hace subir de peso?

Es posible que un nuevo estudio, publicado en el boletín Cell Metabolism, haya encontrado la razón por la que la exposición crónica al estrés esté tan íntimamente ligada a la obesidad. La respuesta está en la relación entre las células adiposas y la sincronización de las hormonas del estrés.

Investigadores dirigidos por Mary Teruel, profesora asistente de química y biología de sistemas de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford en California, estaban desconcertados por un proceso natural—y reconocido—a través del cual nuestro cuerpo produce células adiposas.

En el cuerpo humano, las células precursoras o progenitoras—esto es, el estado intermedio entre una célula madre indiferenciada y una totalmente diferenciada—se convierten en células adiposas, lo que resulta en un aumento de peso.

Una persona saludable convierte no más del 1% de sus células precursoras en células adiposas, y esto sucede cuando las detonan hormonas llamadas glucocorticoides.

Los glucocorticoides son hormonas esteroides naturales producidas por el cuerpo humano para aliviar la inflamación. Tal como explican Teruel y sus colegas en su investigación, los niveles de glucocorticoides de una persona ascienden y descienden naturalmente durante el día, un ciclo regulado por nuestros ritmos circadianos.

Sin embargo, estas hormonas también pueden ser activadas por estímulos externos, como estrés a corto o largo plazo.

Estrés crónico puede elevar el riesgo de obesidad


Cada vez hay más evidencia de que la exposición prolongada al estrés puede predisponernos a la obesidad. "Nuestros resultados sugieren que incluso si el paciente está muy estresado o si trata su artritis reumatoide con glucocorticoides, no subirá de peso, siempre y cuando el estrés o el tratamiento glucocorticoide tenga lugar durante el día. Pero, si el estrés es crónico y continuo o si toma glucocorticoides en la noche, la pérdida resultante de oscilaciones glucocorticoides circadianas normales resultará en un aumento de peso significativo".

Vía: MOI.