Lo Más Reciente

Mitos de ser mamá después de los 30

Mitos de ser mamá después de los 30

El comportamiento del ser humano va cambiando a través de los años, las pautas de comportamiento evolucionan y debemos aprender a adaptarnos.

Ya pasó la época en donde una mujer se casaba joven, se dedicaba al hogar y tenía que formar lo más pronto posible una familia. Ahora las mujeres trabajan, quieren disfrutar unos años de su soltería, y sentar cabeza cada día se retrasa más.

Muchas mujeres tienen miedo que este nuevo estilo de vida pueda afectar la salud del bebé, o que pueda impedir su nacimiento. Aquí están los 5 mitos más comunes de ser mamá después de los 30.

Les cuesta trabajo concebir 


A lo largo de los años se ha creído que una mujer de 30 años o más no puede concebir. Hasta había una estadística que fortalecía esta premisa: una de cada tres mujeres de más de 35 años no podrá concebir después de un año de estar intentándolo.

Esto es mentira, según un ensayo de David Dunson terminó que el  82% de las mujeres entre los 35 y 39 años quedó embarazada en menos de un año.

Vas a tener un hijo enfermo


Para que esto suceda se involucran otros factores, aparte de la edad. Un  estudio de la Escuela de Economía de Londres reveló que los hijos de madres entre 30 y 40 están mejor calificados, tienen mejor salud física y emocional.

Las posibilidades de un problema congénito son de 1 en cada 400 nacimientos en madres de más de 40 años. Que no te mientan, la edad no tiene que ser un impedimento.

La fertilidad no se acaba tan pronto 


Otro descubrimiento del estudio de David Dunson fue que la fertilidad no disminuye tan rápido como creemos. Se nos había dicho que entre más esperáramos, más trabajo nos costaría.

En realidad se encontró que entre las mujeres de 27 y 34 años el 86% habrá concebido en menos de un año de intento. Por comparación, la cifra de 82% para las mujeres entre los 35 y 39. La diferencia es tan sólo un poco más baja.

Después de los 30 estás cansada para empezar a criar hijos


Antes envejecíamos con más rapidez, la asistencia medica no era tan avanzada, y los agentes que nos acortaban la edad eran mayores.

Hoy en día la esperanza de vida es cada día mayor, por ello la juventud también se ha alargado. Las personas entre 30 y 40 años se encuentran en una etapa de plenitud física y emocional.

Los tiempos han cambiado, las familias se forman cada día más tarde, y esto no tiene que ser negativo.

No vas a poder tener un parto natural


Se cree también que a los 30 o 40 años no se tiene la misma fuerza física, y por ende se tendrá que realizar cesaría. Tampoco se ha demostrado que haya una relación directa entre cesáreas y la edad de la mujer.

Vía: NuevaMujer.