Lo Más Reciente

Los beneficios de la vitamina E

Los beneficios de la vitamina E

Para mantener un rostro de  #Veintitantos necesitamos cuidar lo que comemos, lo que hacemos y lo que usamos, la belleza depende en gran medida de los buenos hábitos que desarrollas a lo largo de tu vida.

Usar remedios naturales es una muy buena alternativa para cuidar de nuestra piel y la vitaminas por su parte tienen muchos beneficios.

En esta ocasión hablaremos de las cápsulas de vitamina E que tienen propiedades tanto para el cabello como para la piel.

Esta vitamina es uno de los ingredientes esenciales para que tu cuerpo genere antioxidantes y ácidos grasos.

Gracias a su poder protector, el organismo aprovecha esta vitamina para mantener fuerte el sistema inmunitario, y así evadir virus y bacterias. Además impide que la sangre se coagule dentro de las venas.

Por ello te dejamos las mejores formas de usar una cápsula de vitamina E en tu piel.

Como crema para las estrías 


Si están afectando alguna zona de tu cuerpo ya sabes como decirles adiós, con tan solo aplicar el contenido de una sola cápsula y darle un masaje a tu piel para que absorba es más que suficiente. Realízalo con frecuencia y poco a poco verás la diferencia.

Como bálsamo labial 


Aquí el procedimiento es diferente, ya que el contenido de una cápsula es demasiado para tus labios, te recomendamos vaciar el producto sobre un recipiente pequeño que puedas cargar a todos lados y aplicarlo por lo menos cada dos horas.

La ventaja es que además de ver un cambio en la textura de tus labios su volumen aumentará.

Como crema anti-edad


No tendrás que preocuparte por que tu piel luzca seca, una cápsula de vitamina E ayudará a que aparezcan arrugas, lineas de expresión u tu piel lucirá más joven.

Como crema para contorno de ojos


En lugar de  invertir en cremas diseñadas para mejorar la apariencia que rodea tus ojos hidrata esta zona con el contenido de media  cápsula de vitamina E.

Para aplicarlo correctamente tienes que realizar pequeños y suaves toques con los dedos, nada de actuar con presión. Hay que hacerlo siempre de dentro a fuera, en un único sentido. La dirección idónea a seguir en este caso, va desde el punto del lacrimal hacia la oreja. Así, poco a poco hasta que se vaya absorbiendo.

Y recuerda que para lucir un cutis bonito, la constancia es el mejor consejo de belleza. Haz de estos pasos una rutina diaria y notarás como tu piel mejora visiblemente!

Vía: Veintitantos.