Lo Más Reciente

El Trastorno Disfórico Premenstrual

El Trastorno Disfórico Premenstrual

Irritabilidad, ansiedad, depresión son síntomas que la mayoría identificamos cuando se acerca la menstruación, lo que conocemos como síndrome premenstrual (SPM), pero qué sucede cuando todos estos síntomas se salen "casi de control", es decir se maximizan. A esto se le define como Trastorno Disfórico Premenstrual (TDPM).

El TDPM  es una afección que sufren miles de mujeres, sin que muchas veces sepan que lo padecen. Es una depresión grave, irritabilidad y tensión antes de la menstruación o algunos casos, durante.

De acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, tanto del SPM como el TDPM, están relacionados a los cambios hormonales y a factores que pueden influir en que este trastorno se presente, como son: abuso del alcohol, trastorno de tiroides, sobrepeso, que la mamá tuvo antecedentes de este trastorno o la falta de ejercicio.

Aunque los síntomas se confunden con los del síndrome premenstrual,es indispensable acudir inmediato con tu médico si contestas sí a las siguientes preguntas:


  • ¿Tienes falta de interés en realizar actividades diarias?
  • ¿Sientes tristeza o desesperanza con pensamientos suicidad?
  • ¿Has tenido ataques de pánico? 
  • ¿Presentas ansiedad o sentimientos de pérdida de control? 
  • ¿Tienes fatiga, falta de energía y problemas para concentrarte?


El trastorno disfórico menstrual, una vez diagnosticado, es tu médico quien ayuda a identificar cuáles son los síntomas que detonan este trastorno y el cómo evitarlo.

Entre las recomendaciones para manejar el TDPM están:

Realizar un cambio en el estilo de vida, con una alimentación más sana y balanceada. Es decir, incluir vegetales, frutas y granos enteros, así como, reducir el consumo de cafeína, azúcar, sal y alcohol.


Lo anterior, acompañado de rutinas de ejercicio aeróbico para contrarrestar los síntomas.  Asimismo, algunos médicos llegan a recomendar píldoras anticonceptivas para regular los cambios hormonales, analgésicos para el malestar, diuréticos y hasta antidepresivos. Lo importante es no automedicarte.

La depresión extrema es un tema grave e importante por atender, por ello, si pensabas que esa tristeza extrema antes de tu menstruación, "era normal", ahora sabes lo importante que es acudir a revisión de inmediato y evitar graves consecuencias.

Vía: Salud180.