Lo Más Reciente

La fantástica Corea del Sur

Trucos visuales para hacer tu casa más grande

Si seguiste de cerca los Juegos Olímpicos de Invierno y sus espectaculares ceremonias, seguro habrás quedado intrigada con este increíble país y su capital, Seúl, llena de paisajes seductores, experiencias inolvidables y cinco mil años de historia.

Y es que hablamos de un destino de ensueño que ofrece la mezcla ideal de tradiciones y modernidad, con el encanto de divinas islas remotas y maravillosos templos budistas, y por ello ha sido seleccionado por Lonely Planet, como el mejor lugar para descubrir en 2018. ¿Se apuntan?

El plan perfecto


La península de Corea del Sur es parte de la ruta que explora la mayoría de los cruceros en Asia, que con variados itinerarios recorren el continente y ofrecen la oportunidad de conocer un muchos de países y sus metrópolis emblemáticas, por ejemplo, Tokyo, Hong Kong, Pekín, Singapur, Bangkok y Seúl.

Así que puedes conocer la capital de Corea del Sur en tours que toman como punto de partida la ciudad-puerto de Incheon, llena de atracciones para los viajeros. Otra opción para viajar a Seúl es su oferta de líneas aéreas que existen y, una vez allí, tomar excursiones a distintos lugares de interés, entre ellos la famosa zona desmilitarizada que divide Corea del Sur de la enigmática república comunista de Corea del Norte.

Sitio de excepción


Corea del Sur, y en especial Seúl, es una región de enorme progreso, impactantes edificios y continuo movimiento donde hay mucho que ver. Yo les recomiendo comenzar con un tour en minibús, de un día completo, que, en pequeños grupos, les mostrará templos increíbles como el de Jogye (con unas lámparas de flores de loto, divinas), además del palacio presidencial Blue House, el palacio de Gyeongbokgung, donde vivieron los soberanos de la dinastía Joseon, la zona artística de Insadong (conocida por sus tiendas de antigüedades, galerías, restaurantes tradicionales y miles de souvenirs disponibles en la National Korea Souvenir Shop). Después del almuerzo las llevarán a visitar la interesantísima Bukchon Hanok Village, área residencial con edificaciones tradicionales coreanas, que han sido conservadas tal como eran hace años. Al final, subirán a la montaña Bugak desde donde el panorama de Seúl es fantástico. Este excelente tour termina con un recorrido por las tiendas y fabulosos quioscos de venta en las calles, en la localidad de Myeongdong.

Trucos visuales para hacer tu casa más grande

Un twist cultural


Otro paseo que les va a encantar es el destinado a conocer la herencia cultural de la zona, el cual se realiza a pie y tiene una duración aproximada de tres horas. Gracias al cual apreciarán a fondo la arquitectura tradicional coreana de Bukchon Hanok, con casas que datan de 1392 a 1897, y el museo histórico de Tteok. Harán una excursión por el conjunto de edificios del palacio de Changdeokgung, que data de finales de 1300 (Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1997), así como por el fascinante mercado Gwangjang, con sedas y satenes divinos, más de 200 tiendas y puestos de ropa, igual que de snacks (como las ricas bolas de arroz coreanas).

Otra visita muy popular durante las noches (¡la disfruté mucho!) es al río Han, uno de los más grandes de Corea del Sur, para admirar los rascacielos iluminados de la ciudad, entre ellos la Lotte World Tower, con 555 metros de altura (1,821 pies) y 123 pisos, y la icónica Namsan Seoul Tower, imagen moderna de Seúl.

Además, existen recorridos por las zonas montañosas para esquí, cercanas a la ciudad. Les recomiendo conocer Yongpyong Resort, Phoenix Park Ski Resort, Nami Island y el Elysian Gangchon Ski Resort, igual que disfrutar de un tour de senderismo por la montaña Bukhansan, el cual pueden terminar con un relajante sauna llamado jjimjilbang. (Entérate de los giros que puedes seleccionar en: viator.com/Seoul/d973-ttd).

Las dos Coreas


La península de Corea, dividida en dos desde la sangrienta Guerra de Corea (1950-1953), que de manera oficial no ha terminado y de la que sólo hay un armisticio, ofrece el contraste de una Corea del Sur vibrante, y el misterio, la falta de libertad y la represión de Corea del Norte, donde no se recomienda viajar por la falta de garantías y seguridad para los visitantes.

Exquisita gastronomía


Es muy variada e interesante. No te pierdas la experiencia de comer en un restaurante de barbacoa coreana y probar el samgyeopsal o tocino, bulgogi o ternera condimentada y galbi o costillas asadas, y es que allí mismo podrás cocinar las carnes en un hibachi en tu propia mesa y degustar acompañamientos de varios platillos que complementan los sabores.

Prueba el kimchi, una combinación de vegetales fermenta dos (col, pepinos y rábanos) muy picantes.

El Samgyetang es una sopa grande con vegetales que se hace al cocer un pollo entero en la cazuela, y el kimbap, un rollo que muchos creen es sushi, pero se disfruta como snack y contiene aceite de sésamo. El Jeon es un delicioso pastel crujiente elaborado con kimchi, papas (patatas), algas, mariscos o carne.

Y, por último, el bibimbap se sirve en un bol de piedra caliente, y fascina por su mezcla de arroz, vegetales, carne y picante pasta de chiles al gusto.

Vía: VANIDADES.