Lo Más Reciente

La felicidad sí tiene un precio

La felicidad sí tiene un precio

A pesar de que muchas veces se ha escuchado que la felicidad no tiene precio, un estudio realizado por la Universidad de Purde, Estados Unidos, da a conocer que la clave de la felicidad también está ligada con el dinero y es que ayuda a alcanzarla. Por lo tanto, existen algunos factores que son determinantes para tener la adquisición que se requiere para poder hacerlo: estilo de vida, género y educación.

La investigación, publicada en el revista Nature Human Behavior, asegura que la felicidad depende del continente en el que se viva. Así que se realizó una encuesta a más de 1.7 millones de personas en 164 países para conocer qué es lo que les hace feliz y de qué manera la obtuvieron.

El resultado arrojó que quienes ganan más de 95 mil dólares al año tienen más insatisfacción material, pues entre más se tiene, más se quiere. Generalmente cuando los ingresos son mayores se adquiere un nuevo estilo de vida al que uno se llega a acostumbrar y, por ende, siempre se aspira a más.

En América Latina, por ejemplo, se necesitan alrededor de 35 mil dólares de ingresos anuales para ser feliz. Cada país tiene una cifra distinta porque el nivel de vida es diferente en cada caso, no es el mismo dinero que se gana en Finlandia que en Brasil. De ahí que en Europa occidental, Estados Unidos, Canadá y el este de Asia, el nivel de vida es más exigente y, de esta manera, los habitantes requieren de más ingresos para sentirse felices.

Incluso, para mantener una estabilidad emocional, las personas buscan tener un mismo sueldo mes con mes, eso da la certeza de poder vivir cómodamente a diferencia de quienes tienen un ingreso variable porque deben adaptarse a su percepción. Además, su nivel de vida también cambia, ya que muchas veces deben abtenerse a adquirir lo que se desea para no tener problemas financieros o hay quienes viven endeudados.

Otro dato importante que hay que tomar en cuenta es el género, pues según con lo encontrado por este estudio, a nivel mundial es más barato que los hombres sean felices con 89 mil dólares al año en comparación con las mujeres, quienes requieren de 99 mil dólares para diversos gastos personales, como maquillaje, ropa, zapatos, accesorios y todo aquello que se les antoje. Estrenar les da a ellas un sentimiento de bienestar y felicidad.

El nivel educativo también tiene un precio; quienes tienen un grado de educación superior requieren de 113 mil dólares, mientras que las personas con estudios menores son felices con 70 mil dólares anuales. Dependiendo del nivel educativo se tendrá un mejor salario.

Especialistas indicaron que esas cifras pueden variar porque no en todos los países se tiene el mismo ingreso adquisitivo y no todas las personas pueden acceder a esos recursos anuales, ya que la situación socioeconómica no es la misma.

Finalmente, el estudio reveló que si bien la felicidad no se obtiene totalmente con dinero, sí ayuda bastante para que las personas se sientan felices con su estilo y nivel de vida.

Vía: VANIDADES.