Lo Más Reciente

Hábitos que puedes incorporar para motivarte en el trabajo

Hábitos que puedes incorporar para motivarte en el trabajo

No siempre vamos al trabajo con el mismo ánimo. Puede ser que tengamos problemas en casa o no estemos bien de salud y eso nos provoque una especie de desgano que se nota en nuestro desempeño. Por otro lado, también puede pasar que, sencillamente, ¡tenemos ganas de estar en otro sitio! No somos robots y todos tenemos nuestros días buenos y malos. Como con el resto de las cosas, el trabajo también necesita motivación, y tú mismo puedes conseguirla siguiendo estos consejos. 

Piensa en un nuevo proyecto y convérsalo con tu superior


Si una de las cosas por las que estás sin motivación en tu trabajo es por el aburrimiento, una buena idea es pensar nuevos proyectos para presentarlos ante tu jefe. Existen miles de cosas que se pueden hacer, desde aprender nuevas habilidades en otras áreas hasta pensar nuevos desafíos personales que quizá le den a tu carrera un nuevo impulso.

Conéctate con tus compañeros


Esto es como en la escuela: si vas a trabajar y no hablas con nadie, siempre estarás solo. Recuerda que tu trabajo es el lugar donde pasas una gran parte de tu día y esas personas pasan a formar parte de tu vida cotidiana, así que lo mejor es que te lleves bien para mantenerte motivado y con ganas de ir a tu lugar de trabajo.


Mantén siempre una actitud positiva


Al fin y al cabo, el trabajo es lo que te da de comer, ¿verdad? Pensar en toda la gente que no lo tiene y lo busca desesperadamente sin conseguirlo hace que te sientas privilegiado. Medita siempre sobre esto, piensa en positivo y verás que la motivación para ir todos los días a trabajar llegará por sí sola.


Piensa en todo lo que has logrado hasta ahora


Aunque no lo creas, trabajar te ayuda a crecer como persona. Se aprenden nuevas habilidades que quedan en nosotros para siempre. Anótalas todas y piensa cuánto sabías antes y cuánto aprendiste después de comenzar en tu empleo, ¡la lista te sorprenderá!


Haz una lista de lo que quieres lograr


Además de lo que ya conseguiste durante tu trabajo, haz una lista de lo que te gustaría lograr. Seguro tendrás muchos objetivos que cumplir, lo que es una gran motivación para ir todos los días a tu empleo y cumplir con tu deber.

La motivación en el trabajo es muy importante, pues, además de permitirnos mantenernos en actividad, hace que nos sintamos útiles y que nuestra labor le parezca bien hecha a alguien más que a nosotros mismos. Ten en cuenta todos estos puntos cuando sientas que no puedes seguir trabajando o que las ganas te abandonan, verás que regresan como por arte de magia.

Por: MARCELA ANTONACCI.
Vía: iMUJER.