Lo Más Reciente

¿Es posible estimular la inteligencia de un bebé?

¿Es posible estimular la inteligencia de un bebé?

Muchos padres se preguntan si es posible hacer algo para que el cerebro de su bebé se desarrolle más. Y de ser así, cómo hacerlo.

El cerebro de un bebé es como un lienzo en blanco, que desde el primer momento comienza a absorber todo lo que hay a su alrededor. Los primeros años de vida son cruciales, ya que en ellos es cuando se desarrolla la inteligencia. Hay padres que tienen dudas sobre si la inteligencia de un recién nacido tiene marcado un límite o si se puede potenciar. Lo cierto es que no solo se puede, sino que es el momento de hacerlo porque durante el primer año se sientan las bases para lograr el mayor potencial como adulto. Después, se puede continuar trabajando para que sea el mejor de su clase.

El juego, primordial


Las neuronas que viven en el cerebro del bebé comienzan desde el primer momento a recibir todo tipo de señales. La información se va procesando y se crean conexiones entre ellas, con lo que el cerebro empieza a trabajar para convertirse en el centro de la actividad corporal, pero también de la mente y las emociones.

A través del juego, se puede enseñar a los bebés de una forma efectiva. Existen juguetes para todas las edades, que además de llamar la atención por sus formas y colores están pensados para mejorar el desarrollo cognitivo y comenzar a abrir las vías de comunicación. Poco a poco, se pueden ir incorporando otros elementos y juegos, con los que se enseñan los números, las letras e incluso palabras. Los niños que juegan así aprenden a desarrollar el lenguaje mucho antes.

Amor por el medio ambiente


Incluso se puede comenzar a educar en valores mientras juegan. Los juguetes Hape, que están hechos de madera y materiales que respetan el medio ambiente, pueden ser una buena toma de contacto para descubrir el mundo que le rodea y aprender desde su más tierna infancia a que es importante cuidar del planeta.

Si refuerzas con estímulos positivos estas ideas, de una forma amena y agradable, podrás pasar a otro tipo de juegos cuando sea algo más mayor y que mantengan la relación con el medio ambiente, como plantar un huerto o cuidar de una planta. Se puede empezar a una edad mucho más temprana que con los animales.

La nutrición también influye


Los nutrientes son el combustible del cerebro. Y como tal, es muy importante alimentar al bebé de forma adecuada. Ya se encargará de decir cuándo tiene hambre, y lo ideal es que tome leche materna, porque es la mejor para aportar todo lo que el bebé necesita.

Si por algún motivo no se a agarrado al pecho desde el principio, puedes seguir dándole el mejor alimento usando un extractor de leche para preparar los biberones. No es lo mejor, pero al menos durante los primeros meses es mucho más recomendable que otras leches.

Crear una relación estrecha entre padres y bebé


Para que un bebé se desarrolle y potencie su inteligencia necesita seguridad en el hogar. Un vínculo que haga que sus necesidades están cubiertas y que sus progenitores sabrán interpretar lo que les hace falta en cada momento, sea participar en juegos para niños, descansar o simplemente recibir el cariño que toda persona necesita desde su más tierna infancia.

En realidad este es un breve resumen de cómo se puede estimular la inteligencia del bebé. Aunque es más que suficiente para dejar claro que no solo es posible, sino que resulta muy necesario. De ello depende no solo el desarrollo mental, sino también la capacidad para enfrentarse más adelante a cuestiones de tipo emocional.