Lo Más Reciente

Cosas que nunca debes aceptar en una relación

Cosas que nunca debes aceptar en una relación

Alguien tiene que ceder. Es el nombre de una popular película y también una especie de resumen de lo que son las relaciones: si quieres que prospere, a veces tienes que dar el brazo a torcer. Pero hay cosas en las que nunca debes ceder: aspectos tan propios de tu personalidad, individualidad e independencia que ninguna relación debe quitarte. Estos son algunos de ellos.

Tu poder de decisión


Las relaciones no se tratan de autoridad y obediencia. Lo ideal es llegar a acuerdos con amor y respeto. No le des a un tercero el poder de decidir sobre tu crecimiento y felicidad. Debe haber espacio para que puedas hacer lo que está bien para ti, incluso si el otro no está de acuerdo. Escucha, pero no pierdas tu voz interna. Nunca te disculpes por tus sentimientos o te traicionarás a ti misma.

Tu amor propio


Nunca te involucres en una relación marcada por insultos y abuso físico o verbal. Deberías sentirte emocional y físicamente a salvo con tu compañero. Nadie debe quitarte tu dignidad, tu amor propio, tu presencia y tu confianza en ti misma.

Tu libertad


Nunca debes perder la libertad que tienes cuando eres capaz de hacer lo que quieres. Si bien es normal hacer algunos sacrificios por la persona que amas, nunca debes sentir que no tienes el control de tu propia vida. El amor debería tratarse de dos personas que celebran a la otra, mientras se permiten a sí mismas ser como son. Nadie debería sentirse atrapado en una relación.

Tus sueños


Una relación ideal consiste en dos personas con la misma misión, apoyándose la una a la otra en cada paso. O en dos personas con sueños diferentes, pero recibiendo el impulso del otro. Si el otro no te apoya en lo que sueñas, abandona la relación. Lo que quieres lograr es lo que te hace quien eres y no necesitas a alguien que te obligue a abandonar tus metas.


Tu capacidad de ser tú misma


Protege quién eres y tu personalidad. Es normal cambiar un poco en las relaciones, pero ten cuidado de que no sea demasiado, porque te podrías perder en el proceso. Quien te ama adorará quien eres en realidad, con todo y tus imperfecciones. Si alguien intenta cambiarte constantemente, terminará golpeando tu autoconfianza y te desmoralizará.

Tus amigos y familia


Nadie puede alejarte de las relaciones que tenías antes de conocerlo. Todos necesitamos interacciones sociales y el contacto con amigos, familiares y gente a quien le tenemos aprecio. Tener una vida fuera de la relación es sano.

Tu privacidad


Es importante ser completamente transparente y honesto en tu relación, pero eso no significa que tu pareja tenga el derecho de revisar tu teléfono, mails y redes sociales como si se tratara de un maniático. Y mucho menos que te prohíba tenerlas. Respeta tu privacidad.

Una relación no es una cárcel. Si no eres feliz, déjala ir.

Por: LILIHANA LARA AREVALO.
Vía: iMUJER.