Lo Más Reciente

Consejos para tener relaciones más duraderas

Consejos para tener relaciones más duraderas

Mantener una relación, ya sea de noviazgo o de matrimonio, no es tarea fácil. Pero es posible, con algunos consejos para lograr huir de las crisis y construir una pareja duradera y sólida.

La psicóloga y especialista en análisis conductual, Camila Cury, directora del Instituto Augusto Cury Cursos, dice que no hay soluciones mágicas y que es necesario saber las habilidades correctas para educar la emoción y equipar el intelecto, conociendo los papeles de cada uno.

«Luchar, gritar e imponer ideas en exceso no refleja una personalidad fuerte, como muchos piensan, sino frágil. Hablar de lo que se viene a la mente y decir siempre la verdad, no siempre es la expresión de alguien maduro sino de quien no tiene autocontrol», afirma.

¿Qué hace que una relación dure más?


Consejos para tener relaciones más duraderas

La psicóloga resalta que una relación madura presupone que las personas dejen de lado su ansiedad, protejan a quienes aman, pidan disculpas sin miedo, se juzguen primero a sí mismas antes de hablar de los errores del otro, repiensen su historia y exijan menos sin la necesidad neurótica de cambiar a quién está a su lado.

«Nada puede ser tan angustiante como construir relaciones saturadas de fricciones, discordias, ansiedad, celos, controles, miedo a la pérdida y de la necesidad neurótica de estar siempre seguros», afirma.

Además, hay que saber convivir con situaciones comunes a todos los seres humanos, como decepciones imprevisibles y frustraciones inesperadas. «No hay nada tan sano como construir relaciones sociales fundamentadas en amor inteligente, alabanza, apoyo, diálogo, tranquilidad, generosidad y reconocimiento de errores», dice.

Cómo tener una relación más duradera


1. No evalúes al otro por sus errores: «La mayoría de las personas tienen una tendencia a resumir al otro por un error, olvidándose de los aciertos. Entender que nadie le ofrece al otro lo que no tiene para dar y que las personas son más importantes que sus errores, puede contribuir mucho en la construcción de relaciones saludables», nos explica.

2. Antes de criticar, elogia: «Por lo general, las personas exponen al otro creyendo que la vergüenza es importante para generar un cambio, pero sucede todo lo contrario, la persona expuesta se siente invadida emocionalmente y puede cerrarse a cualquier iniciativa de reflexión y cambio. Elogiar en público y criticar en privado, es la mejor técnica para conducir al aprendizaje», afirma.

3. Reclama menos y abraza más: «Muchas personas reclaman demasiado, buscan errar poco y se preocupan mucho de lo que los demás van a pensar de ellos. Esto es muy importante, pero, si no hay protección emocional, la mayoría termina reclamando en forma excesiva y, en consecuencia, exigiéndole al otro en demasía. Ser tolerante y paciente es fundamental para proporcionar un punto de reflexión a las otras personas y provocar cambios en la conducta».

4. Reconoce tus propios errores: «Antes de exigir cambios en los demás, debemos buscar cambios en nosotros mismos y el primer paso es reconocer los errores. Quien cree que los problemas son siempre del otro, no tiene madurez emocional y puede llevar sus dificultades hasta el final de la vida, sin reeditar su historia», dice.

5. Ten empatía, simpatía y carisma: «Ser empático es colocarse en el lugar del otro, preocupándose por el interés y la necesidad de las personas. Ser simpático es exponer lo que se siente por el otro, compartiendo sus historias y valorando las de las otras personas. Ser carismático es distribuir elogios, demostrar paciencia y amabilidad y destilar sabiduría y afectividad», finaliza.

Por: MARCELA ANTONACCI.
Vía: iMUJER.