Lo Más Reciente

Sigue estos hábitos para tener un vida saludable

Sigue estos hábitos para tener un vida saludable

“Año nuevo, vida nueva” esta frase famosa nos acompaña cada año a partir del primero de enero. Pero no es necesario dar un cambio radical a nuestra vida para comenzar un nuevo ciclo.

En realidad es sencillo comenzar el año de forma saludable, es cuestión de optar por hábitos sanos y por una dieta balanceada.

Una correcta alimentación, el ejercicio frecuente, el descanso y el intento por evitar el estrés excesivo, son recomendaciones que definitivamente ayudan a repercutir de forma positiva en nuestra salud, nuestra energía, y por ende, en nuestro estado de ánimo.

La nutrióloga, CEO de Salud 360º y miembro del Consejo del Bienestar de Silk,  Vivian Sádovitch dio a conocer estas sencillas y eficientes recomendaciones, para que empieces un 2018 de forma saludable:

1. Opta por una alimentación sana


Una alimentación sana es fundamental para el funcionamiento de tu organismo; por ello, después de las fiestas hay que centrarse en cuidarse un poco más. “Lo primero que recomiendo es no excederse en diciembre y tratar de moderar lo que comemos. Pero si ya nos pasamos un poco, al igual que con los gastos navideños, tendremos que cuidar en enero lo que gastamos en diciembre”, explica Vivian Sádovitch.

Asimismo, Vivian recomienda iniciar el año “con un plan de alimentación bajo en azúcares y cereales blancos, para disminuir la ansiedad e iniciar con el ejercicio lo antes posible”.

Añade alimentos saludables a tu dieta, ya que lo que comas afecta a tu corazón, peso, azúcar en la sangre y niveles de colesterol.

Es por eso que una dieta basada en frutas, legumbres, semillas y frutos secos, tendrá un impacto positivo en tu organismo.

“Las almendras son grasas buenas, contienen omegas que nos ayudan a bajar el colesterol. Son altas en fibra, lo que nos ayuda a limpiar nuestro organismo, y son ricas en magnesio, potasio y fósforo”, explicó Vivian, quien recomienda comenzar a incluir leche de almendra; por ejemplo, en smoothies por la mañana, en  avena con fruta y nueces, o en el café, para darle mas textura y que al mismo tiempo nos ayude a controlar la saciedad.

2. Realiza ejercicio físico frecuentemente


El deporte ayuda a que nuestro cuerpo se reactive, a que queme aquellas grasas que hemos ganado con las fiestas navideñas, y a que tengas más energía. Según Vivian Sádovitch, la mejor manera de bajar de peso, además de llevar una dieta saludable en la que se moderen las porciones, “es haciendo ejercicio de manera regular”.

Comienza 2018 saliendo a correr de 20 a 30 minutos al día, trabaja tu cuerpo con alguna tabla de ejercicio, e incluye el deporte como actividad en tu tiempo libre. Planificar con tu familia o amigos actividades deportivas, siempre será más gratificante y te hará más feliz.

3. Duerme las horas suficientes


Muchas veces aunque el ritmo de trabajo baje en Navidad, nuestro ritmo de vida no lo hace. Las salidas nocturnas, los maratones de compras por conseguir los últimos regalos navideños que nos han faltado comprar, ver a todos los que en 365 días no hemos visto, son de las actividades comunes durante el mes de diciembre. Todo eso hace que sean fechas muy especiales, pero que terminan por agotarnos.

Dormir bien es fundamental, no solo es importante que sean muchas horas, sino que el tiempo que dormimos sea de calidad. Necesitamos dormir para pensar claramente, reaccionar rápido y asentar nuestra memoria. Además, el sueño también afecta nuestro estado de ánimo.

Una de las consecuencias de no dormir bien es que arriesgamos nuestra salud, incrementando la probabilidad de padecer enfermedades cardiacas, así como de hipertensión. Comienza el año descansando bien y dándote esos momentos para recobrar las fuerzas y energía invertida en 2017.

Es importante dormir al menos siete u ocho horas diariamente, para que tu cuerpo descanse del desgaste producido durante la jornada y se recargue adecuadamente.

4. Huye del estrés


Sabemos que un año siempre comienza con muchos retos, el trabajo se intensifica y nuestro ritmo de vida puede acelerarse. Por eso, te animamos a huir del estrés.

Hay muchas vías de escape que podemos usar, como por ejemplo la prácticas de relajación y respiración. La meditación, el yoga, el pilates, etc., son algunas de las técnicas que puedes usar para liberar estrés y ansiedad, y para recargar tu energía de manera positiva, lo que repercutirá favorablemente en tu organismo.

Vía: Publimetro.