Lo Más Reciente

¿No te obedecen tus hijos?

¿No te obedecen tus hijos?

Los pequeños que imponen su voluntad pueden convertirse en un verdadero dilema. ¡No desesperes! Aquí, tres técnicas:



1. Invierte en cariño y buenas relaciones


Bien lo dice Cristina García, pedagoga y fundadora de edukame.com: "Solemos pedir a los niños obediencia sin ofrecerles el tiempo ni las herramientas adecuadas. Los tratamos casi como adultos, sin tener en cuenta cómo piensan y, sobre todo, cómo sienten". Por ello, en casa debe reinar el cariño y la armonía.

2. Ofréceles una explicación


No se trata de ser autoritaria ni tener "mano dura". "En ocasiones esperamos una determinada conducta... pero no nos molestamos en explicarles paso a paso lo que queremos que hagan". La comunicación sería más sencilla "si diéramos indicaciones concretas como: 'Quiero que dejes de molestar a tu hermano'".

3. Sé coherente


Ser constante con las reglas que buscas se adquieran como hábitos, es vital; no vale una vez sí y otra no, pues sólo crearás confusión. Una máxima para lograr que te hagan caso a la primera es, sin duda, cumplir las amenazas, y es que al decirles frases como: "Si sigues saltando en el sillón no habrá postre", dejas entreabierta la puerta a la desobediencia.

TIP: ¡Déjalo que pierda! No ganar siempre en los juegos le enseñará a enfrentarse a la decepción y también a esforzarse más para obtener la victoria.

Vía: VANIDADES.