Lo Más Reciente

Jennifer Aniston calla de nuevo a quienes la critican por no ser mamá

Jennifer Aniston calla de nuevo a quienes la critican por no ser mamá

Hace algún tiempo Jennifer Aniston hizo publico que estaba harta de ser criticada por no ser mamá y por no tener un cuerpo perfecto, esto en una carta publicada por el Huffington Post. Sus palabras fueron aplaudidas por miles de chicas, que como ella, consideran que ya es suficiente de ser juzgadas por todo.

A más de un año de que eso sucediera, Jennifer no ha cambiado de opinión y lo dejó muy claro en una entrevista para Vogue:

No creo que esté mejorando. Creo que el problema son los tabloides y las columnas de chismes que toman al cuerpo humano y lo colocan en una categoría. Ellos critican a las personas por su sobrepeso, su cuerpo o si no tienen hijos”.

La protagonista de ‘Friends’ declaró a la publicación cómo se siente ante el hecho de seguir siendo objeto de las críticas por no ser mamá todavía:

No podía escuchar más acerca de estar embarazada o no; no tienes idea de lo que está sucediendo en nuestras vidas y por qué es que eso no está pasando, y se siente… En mi cerebro, he cambiado mi perspectiva, así que ¿a quién le importa?”.


El horror de los estándares de belleza


En la entrevista Jennifer también habló de las personas que critican a las mujeres por no tener el cuerpo que ellos consideran “perfecto”:

Es una obsesión extraña que las personas tienen y no entiendo exactamente ¿por qué necesitan tomar a la gente que está ahí afuera para entretenerte, y destrozarlos e intimidarlos?”.

Y añadió que aunque es duro tratar a la crítica, lo importante es seguir siendo siempre uno mismo:

Si vas a salir y mostrar tus pezones, o tu vientre está un poco hinchado, o no estás en el peso que deseas: eres perfecta, sin importar lo que seas y no importa dónde estés. ¡A quién le importa!”.

Esperemos que las palabras positivas de Jennifer tengan cada vez más fuerza en los medios de comunicación, pero sobre todo entre las mujeres que han sufrido por los estereotipos.

Vía: NuevaMujer.