Lo Más Reciente

5 Grandes razones para no discutir por WhatsApp con tu pareja

5 Grandes razones para no discutir por WhatsApp con tu pareja

La tecnología ha invadido cada aspecto de nuestras vidas, y el amor no es la excepción. Es imposible evitar la comunicación por medio de redes sociales como WhatsApp, pero esto se convierte en un gran problema cuando las utilizamos para discutir.

Seguro más de una vez te ha pasado que estás hablando de lo que sea con tu pareja y de pronto, sin saber cómo ni en qué momento, ya están en medio de una pelea épica, con emojis agresivos incluidos, ¿por qué parece que los pleitos escalan más rápido por medio de mensajes?

Aquí las principales razones por las que nunca debes pelear por medio de mensajitos:

1. Las conversaciones quedan guardadas.


Aunque ''las palabras se las lleva el viento'', los mensajes escritos se quedan ahí. Cualquier cosa que digas puede y será usada en tu contra, y se convertirá en un mal cada vez que lo vuelva a leer.

2. Las capturas de pantalla.


Si crees que sólo las mujeres toman screenshots de sus conversaciones para compartirlas con sus amigas y debatir el asunto, piénsalo dos veces. Los chicos cada vez aplican más esto, en especial cuando tienen alguna súper amiga o una hermana que los puede ayudar a descifrar qué quisiste decir.


3. Cambia la intención del mensaje.


Debido a que es muy difícil darle la entonación correcta, las palabras se interpretan según la percepción del lector. Lo más probable es que no las entienda con la misma intención con que fueron enviados, y esto da pie a malentendidos.


4. Las palomitas azules.


Esta señal parece haber sido inventada para torturar a los usuarios, pues son capaces de volver loco a cualquiera y provocar pleitos sólo por ''dejar en visto'' un mensaje. A veces no se toma en cuenta que abrir el mensaje no significa que se leyó, o que la otra persona no podía constar en ese momento.


5. Hay quienes prefieren el contacto cara a cara.


Algunas personas no responden los mensajes de la forma que quieres, o simplemente no los responden, ya que prefieren hablar de frente. Cuando esto pasa, el problema se puede hacer más grande, porque crees que te está ignorando o que no le da importancia al asunto.

Si tienes algo importante qué discutir con tu pareja, mejor espera a verlo en persona, o llama por teléfono si no puedes esperar, porque los mensajes pueden hacer los problemas más grandes de lo que son y hasta crear otros donde no los hay.

Vía: Veintitantos.