Lo Más Reciente

Esto le pasa a tu cuerpo cuando dejas de tener sexo

Esto le pasa a tu cuerpo cuando dejas de tener sexo

Que hay consecuencias físicas después de pasar un tiempo sin tener sexo es verdad, pero no hay que exagerar esos efectos. Cuando dejas de tener relaciones sexuales, a tu cuerpo le pasan algunas cosas, pero no tienes de qué preocuparte. Ya verás por qué.

Los tejidos de la vagina pueden perder elasticidad


Tomar un descanso forzado de sexo no te hace ser virgen otra vez. Y claro que tu himen no vuelve a crecer, esos son mitos. Sin embargo, los tejidos de la vagina pueden salir del hábito de relajación en respuesta a la excitación sexual o la penetración. Al perder elasticidad puede necesitar ser «entrenado» de nuevo la próxima vez que tengas sexo. Pero nada que no pueda revertirse fácilmente.


Tu sistema inmune puede volverse más vulnerable


La actividad sexual contribuye a la función inmune del cuerpo. Y si no tienes sexo con regularidad no tendrás ese beneficio y podrías ser más propensa a enfermedades e infecciones. ¡Tranquila! Ninguna que fuera a matarte.

Tiendes a tener menos libido


Esto no está del todo claro. Algunos expertos dicen que la actividad sexual regular es una forma de incentivar la libido, en la creencia de que en un periodo de abstinencia disminuye el deseo sexual. Sin embargo, otros expertos no están de acuerdo y afirman que puede ser un asunto personal y que depende de las experiencias sexuales de cada uno.

Esto le pasa a tu cuerpo cuando dejas de tener sexo

Puede verse afectado tu sistema cardiovascular


Una buena vida sexual está ligada a la salud cardiovascular, y al entrar a una abstinencia sexual se elimina el impulso hormonal que te hace ser «más aeróbico». Pero no hay estudios que especifiquen los riesgos cardiovasculares que puedes tener, porque en el caso contrario, si desquitas tu frustración sexual saltando y corriendo, tu corazón probablemente esté más sano que antes.

Podría llevarte más tiempo la lubricación


Los expertos en salud sexual señalan que el proceso de lubricación se beneficia de la regularidad sexual. Y si se detiene por un tiempo puede que necesites un poco más de ayuda para que todo vuelva a ser tan rápido como antes.

Podrías ser más inteligente


Hay un mito que dice que la abstinencia sexual te hace más inteligente, pero en realidad es todo lo contrario. Los científicos han demostrado que la actividad sexual aumenta el crecimiento de las neuronas del hipocampo del cerebro. Así que no hay nada que compruebe que un periodo de abstinencia te hace ser más activo mentalmente.

La sexualidad es parte de nuestra vida, pero el hecho de mantener relaciones sexuales o no, no nos define como personas. Deberíamos sentirnos cómodos de las dos maneras, somos libres de elegir cómo y cuándo queremos vivir nuestra sexualidad. Y nadie debería juzgar nuestras decisiones.

Vía: iMUJER.