Lo Más Reciente

Las mujeres tienen mayor capacidad para entender a los perros que los hombres

Las mujeres tienen mayor capacidad para entender a los perros que los hombres

Pocos animales son tan cariñosos y fieles como los perros, por eso se dice que son el mejor amigo del hombre. Pero siendo más específicos en el término, en realidad, son aún mejores amigos de la mujer.

Y es que aunque los caninos no estructuran palabras ni oraciones de la misma manera que lo hacen los humanos, parece que somos capaces de determinar el humor de un perro por el sonido de su gruñido. Eso sí, de acuerdo con los expertos, las mujeres tenemos mayor capacidad de entendimiento hacia ellos que los hombres, ya que somos más empáticas y sensibles a las emociones de los demás. Esto nos ayuda a asociar mejor el contexto con las emociones implicadas en los gruñidos y visceversa (porque sí, los perros también empatizan más con nosotras).

En un reciente estudio, publicado en la revista Royal Society Open Science, se analizaron los gruñidos de perros en tres situaciones sociales diferentes: cuidando su comida de otros perros, ante la amenaza de un extraño acercándose y jugando con su dueño. Los investigadores registraron la longitud, el tono y la frecuencia de cada gruñido y posteriormente se le pidió a 40 participantes que calificaran la emoción de los gruñidos, escogiendo entre miedo, desesperación, agresividad, juguetón y felicidad.

La emoción de juego fue la que mejor identificaron con 81 por ciento de aciertos, la protección a su comida con un 60 y la amenaza de extraños con un 50. El doctor Tamas Farago junto a su equipo de la Universidad Eotvos Lorand, en Hungría, afirmó que "los participantes asociaron correctamente los contextos con los gruñidos y las mujeres obtuvieron mayor número de aciertos que los hombres".

Esto se puede relacionar con el hecho de que en la época de las cavernas, las mujeres aprendieron a identificar el llanto de sus bebés por naturaleza. Mientras que los hombres salían de cacería, desarrollando así una mayor capacidad para identificar emociones y lo que las detona, más allá de la determinación mediante palabras definidas.

Vía: NuevaMujer.