Lo Más Reciente

Atracción sexual… ¿sólo hacia tus amigos?

Atracción sexual… ¿sólo hacia tus amigos?

En gustos se rompen géneros y sabemos que en preferencias sexuales también. Sin embargo, es relativamente fácil asumir ciertas etiquetas según los gustos de cada persona, están así quienes se reconocen como heterosexuales, homosexuales, bisexuales e incluso, asexuales. Pero entre estos términos hay otros que no tienen la misma visibilidad y que colocan a las personas que se identifican como tales en una situación vulnerable.

Dentro de este campo están los demisexuales, aquellas personas que sienten atracción sexual exclusivamente por personas con las que previamente han desarrollado lazos emocionales fuertes y estables; sin ello, el sexo no es posible.

Estos lazos emocionales se generan tras compartir momentos claves, especiales, únicos con alguna otra persona, regularmente con quien tienen una relación de amistad durante largo tiempo.

A diferencia de las relaciones amorosas o sexuales comunes, la conexión de los demisexuales con alguien más no depende de la atracción primaria, es decir, la apariencia física, su vestimenta, estilo o personalidad, en cambio, son más profundos y se centran en la llamada atracción sexual secundaria, aquella que se percibe en parejas que llevan bastante tiempo juntas: es aquella que es producto de una relación cercana con otra persona con la que se comparten gustos, intereses, ideologías, elementos que no tienen ninguna relación con la apariencia física. Incluso, esas relaciones van más allá del género, un demisexual se puede sentir atraído por cualquier persona sin importar si es de su mismo sexo.

El nombre proviene del sufijo en inglés “Demi” que se traduce como “a medias” y del latín “sexus” que es “sexo” y fue inventado por Asexual Visibility and Education Network, quienes además explican lo que siente una persona que se identifica como tal.

Según el portal demisexuality.org se necesita impulsar un sentido de comunidad para los demisexuales, pues muchas veces se sienten confundidos al no poder reconocerse como seres sexuales; a ellos no les interesa el sexo, tampoco ven sexualmente atractivos a personas que recién conocen, incluso les resulta complejo entrar en conversaciones comunes como si una celebridad es o no atractiva.

“Ellos se preguntan que es lo que ven y sienten sus amigos y se cuestionan sobre si eventualmente lo sentirán también y, por ello, muchos de ellos se sienten ‘rotos’. Sabiendo que no son los únicos, los demisexuales podrán sentirse menos solos”, se puede leer en la página.

Vía: InStyle.