Lo Más Reciente

¿Los opuestos se atraen?

¿Los opuestos se atraen?

Uno de los debates más famosos sobre las relaciones amorosas es: ¿Estamos atraídos a lo que es similar a nosotros o diferente? Una de las razones por las que esta pregunta sigue persistiendo es porque no hay una respuesta correcta. La realidad es que estamos atraídos a una combinación de ambos.

Cuando echas un vistazo a la ciencia de la atracción, te das cuenta de muchos factores que influyen sobre tu atracción hacia otra persona. Tus sentidos juegan un rol súper importante en este tema. Por ejemplo, tu nariz percibe una proteína llamada complejo mayor de histocompatibilidad y es parte de tu sistema inmunológico.
   
Cuando unos investigadores en Suiza probaron su efecto en la atracción descubrieron que  las mujeres estaban más atraídas a los hombres con inmunidad opuesta. En otras palabras, nos sentimos más atraídos a los individuos que son más diferentes a nosotros. Pero antes de que des por hecho de que “los opuestos se atraen”, este no es el final de la historia.

Mientras parecemos estar biológicamente atraídos a lo que es diferente, otros estudios han encontrado que también nos sentimos muy atraídos a lo similar. Una investigación de Hungría encontró que podríamos estar mas atraídos a las personas que se parecen a nuestros padres.

En el estudio, se les pedía a las personas que juntaran las fotos faciales de algunos individuos con sus padres y parejas. Ellos encontraron que el porcentaje más alto de ‘matches’ era el marido de una mujer y su padre.

Pero lo que parece más interesante es que encontraron la misma tendencia en las mujeres que habían sido adoptadas. De hecho, entre más emociones sintiera una mujer hacia su padrastro, más alto seria el nivel de similaridades encontradas entre la foto de su esposo y su padre adoptivo.

Parece que entre más cercana sea la relación con tu padre del sexo opuesto, más probabilidades hay de que escojas a alguien que se vea como el/ella. Pero siempre existe una excepción a cualquier regla.

Vía: Cosmopolitan.