Lo Más Reciente

5 señales de que no tienes que preocuparte por una infidelidad

5 señales de que no tienes que preocuparte por una infidelidad

Preocuparte por una infidelidad es totalmente normal, en cierta medida. Todos estamos en peligro de ser engañados, así que estar alerta a algunas señales podría estar bien. Sin embargo, también hay señales que indican que tu pareja está loca por ti y no se lo ocurre serte infiel.

Quizás es momento de que te calmes un poco y leas estas señales de que no tienes que preocuparte por una infidelidad:


1. No guarda secretos


En la pareja en sí no debería haber demasiados secretos, pero en esta ocasión, tu pareja no te oculta absolutamente nada. Incluso te cuenta cosas incómodas que no debería contarte solo para demostrarte que no tiene nada que ocultar. Pero si le descubres una gran mentira si debes tener cuidado.

2. Nunca ha sido infiel antes


Si no engaño a sus exparejas, ¿qué te hace pensar que lo hará contigo? Si por el contrario sí lo hizo y aunque esto no te dice nada sobre el presente, asegúrate de que haya decidido dejar esa vida atrás, ¡sino sal corriendo!

3. No tiene tiempo


En esta generación siempre estamos ocupados, tanto que a veces no tenemos tiempo ni para nosotros mismos. Si este es el caso de tu pareja y apenas puede verte a ti, es muy poco probable que te esté engañando porque ni siquiera tiene tiempo para una infidelidad.

4. Todo está bien entre ustedes


Muchos infieles se escudan tras la excusa de que sus necesidades, tanto afectivas como sexuales, no estaban siendo cubiertas dentro de la relación, así que fue necesario buscar a otra persona.

Si su relación está bien y ambos están al tanto de las necesidades del otro, no hay por qué preocuparse de una infidelidad.

5. No has visto ninguna alerta


Es verdad que cuando estamos enamorados no vemos demasiadas cosas malas de la otra persona, pero cuando se trata de infidelidad seguro seremos capaces de ver alguna señal.

Si por el contrario no has visto nada raro, entonces no tienes de qué preocuparte.

Es cierto que ser engañados es terrible, pero no podemos estar en una relación con esta paranoia y pretender que sea saludable. Aunque cueste un poco, es mejor analizar la situación y pensar realmente si algo esta pasando: puede que estés preocupándote por nada y esto no hace nada más que cansarte y dañarte emocionalmente. Es momento de relajarte un poco y confiar más en tu pareja.

Por: ANA VILLALOBOS
Vía: iMUJER.