Lo Más Reciente

Por qué las mujeres pierden la cabeza por los divorciados

Por qué las mujeres pierden la cabeza por los divorciados

Cada vez más mujeres se quejan de cosas en principio buenas, como la facilidad para tener relaciones sin compromiso a través de internet, los solteros que se obsesionan con ellas y las idealizan, o la juventud de sus amantes.

Muchos hombres, por su parte, están completamente perdidos, convencidos de que lo que necesitan ellas para enamorarse es algo inalcanzable, como la riqueza, un cuerpo musculado o una carrera brillante. Todo eso, cuando está, es efímero y el esfuerzo no sale a cuenta, ni siquiera a las jóvenes. Más tarde o más temprano, buscarán algo más.

Las cosas cambian, y hoy las relaciones no son como hace veinte años. Un estudio de la Universidad de Amsterdam ha llegado a la conclusión de que estar separado es ahora un valor, también en el mundo del ligue. Y no solo eso: los hijos también son un punto a favor, quizá porque, según algunas teorías barajadas por los investigadores, indican fertilidad. Buscarla es un instinto arraigado que sigue afectando a las mujeres, quieran o no tener niños propios.


Riesgos


Hemos recopilado testimonios en este sentido que te convencerán de que el temido sambenito de divorciado ha empezado a ser, casi, una medalla.

"Me gusta una chica, pero dice que solo sale con divorciados porque son los que saben comprometerse". Así inicia un hilo de 'Reddit' el usuario 'DominikKruger', que añade con sentido del humor: "¿Sabéis dónde puedo encontrar a alguna chica que se case conmigo y se divorcie inmediatamente, para poder probar que yo también me sé comprometer?".

Aunque entendemos el choteo, esta aparente incoherencia no es tal, y ella tiene razones para sospechar de los solteros impenitentes. Si a ciertas edades no sabes lo que es convivir con alguien, ver sus pelos en la bañera, enfrentarte a la rutina de la vida en pareja y ser comprensivo con sus inseguridades y defectos, hay altas probabilidades de que el primer noviazgo que vivas no salga bien. Haber fallado al final es lo estadísticamente más lógico, y no te convierte en alguien con problemas, o indeseable. No haber comenzado una relación en serio les resulta a ellas más arriesgado.

En otro hilo del mismo foro, alguien que dice querer ayudar a los divorciados para saltar de nuevo a la pista pregunta a los internautas si lo están pasando mal en el intento. La respuesta más destacada es la de 'Kaneckt', que también da ánimos: "Todo el que haya estado casado sabe ligar. Solo es cuestión de tiempo que vuelvan a recordar cómo". No hay tantos 'solteros de oro' como parece a ojos de los maduritos que vuelven al mercado. Si son tan apetecibles, ¿por qué no tienen novia?

En 'The Huffington Post' hay un consultorio sobre el tema que comienza con esta queja de un divorciado: "¿Cómo reaccionan las mujeres cuando oyen que un hombre está divorciado? Se dan la vuelta y se van, pensando que me pasa algo malo desde que mi esposa me dejó por otro". La redactora, también divorciada, niega la mayor. La estadística es clara: si preguntamos a las mujeres, cada vez más admiten que han tenido citas con separados.

Si las parejas ya no duran para siempre, ¿por qué tenemos tanto miedo de que se tache a los que ya han hecho una vez lo más difícil? La autoestima juega malas pasadas, sobre todo cuando les dejan por otros hombres, pero el reverso luminoso de eso es que solo darse cuenta del propio atractivo ya les hace ganar mucho terreno.

Por qué las mujeres pierden la cabeza por los divorciados

James Hopley, quien ha contado su experiencia a 'The Daily Mail', tiene 52 años, es canoso y sus días de abdominales firmes pasaron hace tiempo. Con todo parece triunfar bastante. "He salido con mujeres jóvenes, incluso de 38. Si has estado casado, las solteras saben que puedes llegar a marido, que sabes compartir y ayudar en la casa. Eso las atrae". Y, añadimos, si en vez de "ayudar" dices simplemente "hacer las tareas" aún mejor.

Atender a lo importante


El tema financiero, que es tan problemático cuando hay que pagar la pensión de alimentos a la exesposa, ya no asusta tanto a las jóvenes, porque en su mayoría no cuentan con que el hombre de su vida las mantenga. El piso hoy se lo ponen ellas mismas, y la seguridad y la fiabilidad son conceptos más a largo plazo. Es bueno que la pareja sea alguien maduro, con capacidad para ganarse la vida sin ayuda, y no alguien con mucho dinero para sus caprichos y sin plan fijo.

James añade que es más popular ahora que a los ventipico. A ellas les gusta su simpatía, su sonrisa amistosa y saber que es padre de tres hijos y que ha mirado por ellos durante casi dos décadas. "En las citas, se lo pasan bien porque escucho de verdad. Los jóvenes solteros están demasiado pendientes de sí mismos y de sus carreras para prestarles atención. He crecido con tres hermanas y me gusta hablar con ellas. Eso solo pasa con la experiencia".

Les gustan paternales y protectores en los pequeños gestos, al menos según Kevin, otro entrevistado, ingeniero eléctrico de 55 años, que dice haber salido con unas 20 mujeres en los últimos nueve años. "Ha habido un cambio de actitudes. Ya no les importa que tengas hijos. Cuando quedo con ellas, admiran que sea un caballero. Me fascina que las mujeres se sorprendan por cosas así, abrirles las puertas o sujetarles el abrigo es algo que me sale natural".

Kevin también destaca las charlas, que mejoran cuando vives con mujeres. No interrumpir sus opiniones es algo que no todos pueden hacer, y si no que les pregunten a ellas. "Hace poco conocí a una encantadora mujer de 48 años, madre también, en una boda. Me dijo que no podía soportar a los hombres 'metrosexuales' modernos. Me entró y me halagó por mi tranquilidad y mi cortesía".

Tampoco hay motivos para el agobio si te abruman las nuevas tecnologías: "No busco mujeres por internet", dice Kevin, al que no le faltan oportunidades. "Creo que suelen preferir la charla cara a cara. Tampoco les importa ser ellas las que dan el primer paso". Él ha hablado con mujeres interesantes incluso en el supermercado. Hace poco hizo un contacto allí, sus hijos van a la misma escuela y han quedado varias veces.

Si todo esto te suena cercano, deja de tener miedo. ¿Qué es lo peor que puede pasar? ¿Será peor que un matrimonio que no funcionaba?

Vía: El Confidencial.