Lo Más Reciente

6 cosas que te dejan de importar cuando eres madre

6 cosas que te dejan de importar cuando eres madre

Ser madre no es tarea sencilla y eso lo sabemos todos. Es que los niños revolucionan la vida de las madres y ya nada es como antes. En este proceso reordenas tus prioridades y te das cuenta de que aquello a lo que solías darle tanta importancia hoy, luego de ser madre, casi no tiene relevancia alguna.

Por eso hoy queremos compartir contigo 6 cosas que te dejan de importar cuando tienes hijos. ¿Te reconoces en alguna de ellas?

1 Llegar tarde


La puntualidad es una prioridad para muchas mujeres. Detestamos llegar tarde a una cita con el médico o a una reunión de trabajo. Pero cuando nacen los hijos los tiempos cambian: ahora el tiempo que importa es el de los hijos. Así que si eres madre tienes suerte de llevarlo a clase de patín y llegar antes de que termine o de almorzar en los horarios acostumbrados. La mayoría de las mamás desisten y abrazan la impuntualidad.

2 Arreglarte


No es que te haya dejado de gustar usar maquillaje o vestirte a la moda, es que todas esas actividades requieren tiempo (¡el tiempo de nuevo!) y tú de verdad prefieres dedicarlo a otra cosa. Además dejó de importarte tanto lo que los demás piensen de ti.

3 Las opiniones de terceros


Te conviertes en madre y automáticamente las personas que te rodean se transforman en avanzados expertos. Así sean las vacunas, dar de mamar o el jardín siempre va a haber alguien que quiera opinar sobre tus decisiones. Entonces empiezas a evaluar realmente qué consejo te conviene y cuál no. Pero en reglas generales dejan de importarte todos.

4 Limpiar


La higiene de tu familia es impecable pero la casa… Bien, ya no importa tanto ni el orden inmaculado ni la limpieza extrema. Te permites caminar sobre juguetes y tener pilas de ropa limpia para doblar. Hay asuntos más importantes que atender.

5 Aceptar todas las invitaciones



Ya no te molesta rechazar invitaciones de amigos: tienes la excusa perfecta. Si viajabas horas para llegar al otro lado de la ciudad y reunirte con tu grupo de amigos ahora esto dejó de ser una opción. Los compromisos sociales dejaron de ser prioridad para ti.

6 Criticar a quienes comparten demasiadas fotos


Quizás antes criticabas a las mamás que se la pasan subiendo fotos de sus hijos a las redes sociales. Ahora no hace falta que tu hijo se ponga un disfraz para subir su foto, cualquier gesto llamativo te parece que vale la pena compartir.

Cuando te conviertes en madre te das cuenta que cuidar a tu bebé puede algunos días resultar más difícil que otros pero nada en el mundo te quita la satisfacción de estar junto a tu bebé y poder mirarlo a los ojos. No pides más. Y a ti ¿qué otras cosas dejaron de importarte al ser mamá?

Por: Agustina López
Vía: iMUJER.