Lo Más Reciente

Empieza el 2017 con el pie derecho

Empieza el 2017 con el pie derecho

El 2017 apenas empieza y sentimos que podemos hacerlo todo y cumplir todos nuestros propósitos. Mientras pasa el tiempo perdemos interés y volvemos a olvidarnos de todo lo que queremos cambiar y regresamos a nuestra rutina de siempre.


Para que este año sea diferente y logres todo lo que te propones, te decimos cómo empezarlo con el pie derecho con 10 fáciles pasos.

1. Empieza con una cosa


Durante los primeros días del nuevo año estás seguro de que sí vas a cumplir todos tus propósitos. Empiezas a hacer ejercicio, a comer mejor y a hacer la lista de cosas que quieres lograr durante el año. Desafortunadamente, cuando quieres hacer muchos cambios en tu vida, es difícil cumplir cada uno de los propósitos y, tarde o temprano dejarás de hacerlos.
Te recomendamos empezar por cambiar una cosa a la vez. Piensa en algo concreto, en algo que sí puedas cambiar con facilidad. Piensa cómo vas a lograr ese cambio y planea exactamente cómo hacerlo. Cuando cumplas ese propósito, entonces pasa al siguiente y así sucesivamente hasta que cumplas todo lo que quieras y te conviertas en una persona mejor.

2. Recuerda que los pequeños pasos pueden llegar más lejos


Cuando te enfocas en los pequeños detalles de tu día que sí puedes cambiar, es más fácil hacer cambios grandes. Es muy fácil pensar en los cambios a largo plazo que quieres lograr en tu vida, pero cuando lo pones en práctica se vuelve mucho más difícil. Enfócate en desglosar lo que quieres lograr en metas a corto plazo. Piensa qué puedes lograr en un día para que el siguiente vayas un paso más allá. Pensando día a día te darás cuenta que logras tus metas y tus propósitos de Año Nuevo más rápido y de manera más fácil.

3. Consiéntete

Todos empezamos el año pensando en que queremos ser mejores personas, pero para ser mejores personas tenemos que estar bien con nosotros mismos. Empieza el año tratándote bien y consintiéndote. Si llevas tiempo pensando en hacerte un cambio de look, hazlo. Si quieres comprar algo que has estado posponiendo, cómpralo. El chiste del Año Nuevo es empezarlo feliz. Haz pequeñas cosas que te complazcan y verás como a la larga te sentirás mejor contigo mismo y con más ganas de lograr lo que te propones.

4. Conviértete en una persona más organizada y responsable


¿Te ha pasado que sientes que tienes mil cosas que hacer y muy poco tiempo? La mayoría de las veces esto pasa porque no organizas bien tu tiempo. Propónte organizar tus días mejor y pronto notarás que tienes más tiempo para hacer las cosas que quieres. De la misma forma, convertirte en una persona más responsable también ayudará a que cambies tu vida. El Año Nuevo es el momento ideal para tomar responsabilidad de tus acciones y dejar de culpar a los demás por tus problemas.

5. Haz tiempo para la familia


¿Qué puede ser más importante que la familia? Muchas veces el estrés de la vida diaria puede hacer que olvides lo importante que es pasar tiempo de calidad con tus seres queridos. Si no tienes tiempo de jugar con tus hijos, pasar tiempo con tu pareja o con tus papás, entonces es momento de organizarte mejor. Recuerda que el trabajo no lo es todo y es importante pasar tiempo con aquellos que más quieres para tener una vida más plena y feliz. Sal a pasear con tu familia más seguido, organiza vacaciones o fines de semana fuera de la ciudad. Hay mil maneras de prestarle más atención a aquellos que más quieres, así que olvida las excusas.

6. No pierdas el tiempo con gente tóxica


La vida es demasiado corta para pasarla con gente con mala vibra, tóxica y que nos lastima. El Año Nuevo es perfecto para dejar de salir o de convivir con este tipo de personas. Eso sí, no tienes que ser una mala persona con ellos, simplemente aléjate y piensa más en ti y en el tipo de gente con la que te quieres rodear. Empieza el año junto a la gente que te quiere y que desea lo mejor para ti y olvídate de aquellos que buscan otra cosa.

7. Comprométete a un estilo de vida más saludable


De nada sirve hacer ejercicio y una dieta rigurosa el primer mes del año si después vas a dejar de hacerlo. Comprométete realmente a cambiar tu vida. Empieza a hacer ejercicio dos o tres días a la semana con un amigo. Cuando te acostumbres, acude al gym más días y así sucesivamente hasta que se convierta un hábito. Ir con gente conocida ayuda mucho cuando te da flojera hacer ejercicio. Lo mismo pasa con una dieta saludable. No sirve de nada hacer una dieta rigurosa el primer mes del año si después vas a olvidarte de ella. Mejor, opta por incluir más frutas y verduras a tu dieta diaria y toma más agua. De esta manera no tendrás que dejar de comer ciertos alimentos, estarás haciendo una dieta más balanceada y mucho más saludable sin darte cuenta. También te recomendamos cuidar tus porciones. De nada sirve comer sano si vas a comer en grandes cantidades.

8. Enfrenta tus miedos


La mayoría de nuestros problemas vienen de nuestros miedos e inseguridades. Si te propusiste viajar más, conocer más gente o conseguir un mejor trabajo en Año Nuevo, puede que no te des cuenta de que tal vez tus propios miedos podrían estarte reteniendo para lograr estas cosas. Empieza a pensar qué es lo que realmente te preocupa de cada situación y trabaja cada cosa a su tiempo. Si estás buscando trabajo, entonces prepárate para ser la mejor versión de ti y trabaja con tus inseguridades para encontrar tu trabajo ideal. Empieza el año enfrentado los pequeños miedos para crear seguridad en ti mismo. Mientras más autoestima tengas, más fácil sera enfrentar los miedos más grandes. Al final del año, te darás cuenta que superaste más de lo que pensabas.

9. Menos tele y más libros


Te sorprendería saber cuántas horas pasas sentado frente a la tele cuando podrías estar haciendo cosas más productivas. Es un hecho que hoy en día muchas veces las series son demasiado buenas y no podemos dejar de verlas -lo cual, de vez en cuando no está mal-. Date tiempo para ver tu programa favorito pero procura no pasar horas frente a la TV todos los días. Los libros son una excelente manera de aprender y conocer cosas nuevas y de evitar ver la tele. Si hace mucho no lees o no encuentras qué quieres leer, empieza por leer un libro chico de algo que te parezca muy interesante. No empieces leyendo a Dostoyevski si hace años no lees, probablemente no llegues a nada. Mejor, empieza con algún thriller que te pique, o una novela romántica o histórica. Pronto volverás a agarrarle el gusto a la lectura y pasarás menos tiempo frente a la tele y más tiempo en el mágico mundo de los libros.

10. Agradece


Dar las gracias significa agradecer constantemente todo lo que tienes. Ponte a pensar, tienes una casa donde vivir, comida que comer, una cama donde dormir, un trabajo que te deja dinero, familia que te quiere, amigos de toda la vida, una mascota que te adora, una pareja que te ama, salud para vivir un día más y un millón de cosas más que puedes estar dando por sentado. Es difícil darse cuenta de todo lo que tienes y que no necesitas cuando vives lleno de estrés. Observa tu vida desde otro punto de vista y agradece infinitamente todo lo que tienes. Te darás cuenta que tal vez no aprecias cada aspecto de tu vida pero que realmente tienes todo lo que puedes necesitar y más. Por lo pronto tienes un año más por delante, ¡así que da lo mejor de ti y vívelo al máximo!

Vía: Quién.