Lo Más Reciente

Consecuencias de criar a un niño con golpes

Consecuencias de criar a un niño con golpes

Les suena familiar el ¿"una nalgada a tiempo hace la diferencia" o "a mí me criaron con la chancla y no estoy traumad@"? No se trata de la cantidad de golpes, pero sí de decidir educar a un niño sin golpes y con más amor.

Tus hijos siempre serán menores que tú y por lo tanto más vulnerables. Muchos suponen que la paternidad les da todos los derechos sobre sus hijos, incluido el de golpearlos.

Los defensores de educar con golpes dicen que “La mejor forma de corregir las malas conductas es con los golpes” o “a mí me pegaban y salí bien”, o quizá “Yo les pegué a mis hijos y son buenos muchachos”. Aún con los innumerables estudios que demuestran lo contrario, son mayoría quienes están convencidos de que los golpes deben formar parte de la crianza de un niño y que esto no tiene consecuencias.

 ¿Alguna vez le has preguntado a tu hijo qué sienten cuando lo golpeas o de mínimo le das un popular "chanclazo"?

Consecuencias de ser criado con golpes:


  • Volverse promiscuos. Tratando inconscientemente de encontrar contacto físico amoroso porque el que tuvieron fue agresivo o violento.
  • Miedo y desconfianza hacia los demás, que será el sello que marca sus relaciones.
  • Dificultad para tener relaciones sanas y en su lugar, llenas de desconfianza, dependencia, sumisión, agresividad.
  • Depresión, agresividad y baja autoestima.
  • Ideas suicidas o intentos de suicidio.
  • Autoagresión: lastimarse a sí mismos cortándose, quemándose o lesionándose de alguna forma.
  • Desórdenes alimentarios como anorexia o bulimia.
  • Dificultades en el aprendizaje como resultado de su dificultad para mantener la atención.
  • Regresiones que provocan orinarse en la cama o conductas que corresponden a etapas anteriores de desarrollo.
  • Trastornos del sueño, pesadillas, terrores nocturnos, insomnio o hipersomnia.
  • Auto desprecio, sentimientos de minusvalía o de no merecer ser amados.
  • Dificultad para comprender y expresar sus emociones.
  • Cuando es adulto, miedo a tener hijos por la posibilidad de maltratarlos como lo hicieron con él.

Cuando le pegas a tu hijo no lo haces con la intención de educarlo, sólo estás desahogando tu frustración, rabia y conflictos emocionales.

El maltrato causa estrés y se asocia a trastornos del desarrollo cerebral temprano. Los casos extremos pueden alterar el desarrollo del sistema nervioso. Los adultos que han sufrido maltrato en la infancia corren mayor riesgo de sufrir problemas conductuales, físicos y mentales como:

  • Actos de violencia como víctimas o perpetradores
  • Depresión
  • Obesidad
  • Comportamientos sexuales de alto riesgo
  • Embarazos no deseados
  • Consumo indebido de alcohol, tabaco y drogas.

Sé honesta: ¿Qué ventajas encuentras en criar a un niño con golpes? Suponiendo que estos no tuvieran ninguna repercusión en la vida de los niños, ¿por qué optar por este método de crianza cuando hay otros? Elegirlo únicamente implica causar dolor y temor a tus hijos.

Vía: bbmundo.