Lo Más Reciente

8 Tipos de suegra que no quieres tener nunca

8 Tipos de suegra que no quieres tener nunca

Las suegras, amadas u odiadas, pero siempre polémicas.

Las suegras suelen ser uno de los temas más escabrosos en las relaciones de parejas, pero al final estamos hablando de la mamá de tu pareja y ese es un lazo que jamás podrás cortar.

Hay chicas muy afortunadas que tienen a la suegra soñada, esa que las trata como a una hija más y se gana su corazón, pero todas en algún momento nos hemos topado con una suegra capaz de sacarnos de nuestras casillas. Aquí, los 8 tipos de suegra que nadie quiere tener:


1. La sobre protectora


Es la más común, suele ser entrometida y tratar a su hijo como si aun fuera un niño. Este tipo de suegra es la que nunca pierde el vínculo con su chiquitín, vive pendiente de su bienestar, le llama todo el día para ver cómo está, lo lleva al médico, le plancha la ropa y hasta supervisa lo que come. Sus frases favoritas son: “¿Qué le hiciste a mi hijo?” y “Ella no te cuida como yo”. No compitas con ella ni trates de poner a tu pareja en su contra, mejor gánate su confianza.

2. La metiche


Es la típica suegra que cree que tiene derecho a opinar en todo. Te dice cómo debe ser una "buena esposa", trata de influir en decisiones cómo a dónde ir de vacaciones o dónde vivir, y hasta te sugiere cómo vestirte y qué comer. Si no se le detiene a tiempo puede pasar al siguiente nivel: la suegra controladora, quien no sólo opina, decide lo que ustedes harán. Lo ideal es establecer límites claros y pedirle a él que también lo haga.

3. La que cree que nadie merece a su hijo


Es la suegra que no acepta que su tesoro está con otra mujer, porque está convencida de que nadie lo merece. Ella cree que su hijo es perfecto y ninguna mujer es suficiente para él. Lo atosiga con mensajes de amor, regalos, abrazos y besos. La clave para lidiar con esta suegra es no competir por el amor de tu pareja, sé amable y pídele a él que le explique lo importante que eres en su vida. Si sigue menospreciándote recuerda que el problema es de ella, no tuyo.

4. La chantajista


Es la suegra que siempre busca llamar la atención y que todos hagan lo que quiere. Cada vez que puede les dice que se siente sola, los hace sentir mal por las cosas buenas que tienen y hace sentir culpable a todo el mundo de sus desgracias. Es la típica mujer hipocondríaca que diario tiene un nuevo dolor o padecimiento, llama quejándose de todo y exige que la atiendan. Será fácil que tu pareja se sienta responsable y ceda a sus chantajes, que podrían incluir pasar más tiempo con ella o darle dinero. Lo mejor es hablar con él y hacerle saber cómo te sientes, pues la solución está en sus manos.

5. La que casi vive con ustedes


Es la suegra que quiere ir con ustedes a todas partes, llega a su casa sin avisar porque tiene llaves para entrar, exige que la visiten cada fin de semana, se apunta para las cenas románticas, para acompañarlos al súper, para las vacaciones, ¡para todo! No concibe que quieran pasar tiempo a solas. Marca tu límite y dile a tu esposo que, por el bien de su relación, necesitan pasar tiempo sin ella (y cambiar las cerraduras).

6. La que te da sermones


Es muy parecida a la metiche, pero esta no sólo opina, si no que te quiere dar cursos completos de cómo vivir. Se sienta contigo dos horas para contarte cómo le hizo para durar toda la vida con tu suegro, te explica con gráficas porqué deben tener hijos lo antes posible, te saca un libro para que veas lo mal que estás alimentando a su pequeño o intenta convencerte de dejar tu trabajo para formar una familia. ¿Qué hacer? Escucha sus consejos y toma los que te sirvan, si te estresa que se meta demasiado en tu vida, marca un límite de forma amable.

7. La envidiosa


La mamá de tu pareja se muere de envidia con la forma en que te trata y con todo lo que él te regala. Se siente más importante que la pareja misma y por lo tanto cree que ambos la deben convertir en el centro de sus atenciones. En el peor de los casos puede hacer que tu esposo le regale cosas iguales a las que te da a ti, ¡sí pasa! Déjale claro a tu pareja que mereces un trato diferente al que tiene con su madre, ni mejor ni peor, sólo diferente.

8. La víbora


Estas son las ligas mayores. Esta suegra se las ingenia para hacerte quedar mal a la menor oportunidad, hablar pestes de ti y hacerte menos con ironía y cinismo. Aprovecha cada pelea entre ustedes para soltar su veneno y siempre tiene las palabras justas para hacerte sentir mal o para que tu pareja piense lo peor. Lo más frustrante es que luego te saludan como si nada y hasta son amables contigo. Lo único que puede contrarrestar su veneno es estar muy unidos como pareja y tener mucha comunicación entre ustedes para que no logre su cometido.

Y tú, ¿con cuántas de estas suegras te has encontrado?

Vía: Veintitantos.