Lo Más Reciente

7 hábitos que te harán oler mejor que nunca

7 hábitos que te harán oler mejor que nunca

Seguro conoces a alguien que, pase lo que pase, siempre huele bien. ¡Qué fantástico sería tener ese superpoder!

Muchas de nosotras creemos que oler bien depende del perfume que usamos. No obstante, los expertos afirman que usar perfumes y bañarnos ayuda, pero que con eso no basta...

1# Lleva una dieta saludable


Como dice el dicho popular, somos lo que comemos. Si disfrutas de la comida picante y de tomar alcohol en exceso, tengo una mala noticia: estos representan un atajo directo al mal olor. El cuerpo humano emite aromas según la comida y la bebida que consumimos. Es más, la alimentación afecta no solo el olor natural de tu cuerpo, sino también la manera en que este reacciona en tu piel.

Por tanto, elige alimentarte con comida fresca como frutas y vegetales, que mantienen tu cuerpo fresco y tu metabolismo en buen funcionamiento.

2# El agua será tu mejor aliada


El hábito de consumir agua no es solo importante para cuidar de nuestra salud en general. Estar hidratada ayuda a que tu piel se mantenga humectada y a que los perfumes se fijen por más tiempo en tu piel. Y sí: cuando esta se encuentra seca el perfume tiende a absorberse y a disiparse con mucha más rapidez.

3# No ahorres en baños



7 hábitos que te harán oler mejor que nunca

Hay bacterias que se alimentan del sudor y representan uno de los factores que generan mal olor en el cuerpo. Así que mientras más sudes, más alimento tendrán las bacterias. Para evitar esto, no olvides ducharte todos los días y utilizar un buen jabón antibacterial.

Si ves que el problema persiste, prueba con darte 2 baños por día. Asegúrate de secarte bien de manera que no queden lugares húmedos en los que ellas puedan multiplicarse.

4# Lava bien tu ropa


Tu ropa también necesita cuidados si quieres eliminar el mal olor. Las prendas que no se lavan correctamente conservan bacterias y en consecuencia retienen olores. No escatimes en jabones de lavar de buena calidad y comprueba que esté bien enjuagada antes de colgarla.

5# Aplica la fragancia en el lugar correcto



No todas sabemos en qué zonas aplicar el perfume para que dure más y caemos en el cliché: las muñecas. Pero resulta que si aplicas la fragancia en lugares más cálidos le sacas el mayor provecho a la fragancia.

Además, el perfume se mueve de abajo hacia arriba así que prueba aplicar la esencia comenzando por los tobillos, la parte trasera de las rodillas, el pubis, el pecho y detrás de las orejas. Sí, parece demasiado perfume, pero la clave está en la distancia: colocarlo a un metro aproximadamente de nuestro cuerpo, así la esencia se asienta y no desmayamos al que se siente a nuestro lado en el bus.

6# Opta por las esencias en capas


Hoy día el mercado de los aromas ofrece muchas posibilidades. Si conoces una fragancia que te encanta, ¡experimenta con ella! Por ejemplo, encuentra la misma fragancia en otra presentación (loción, crema corporal) y aplícala en capas. Utilizar la misma fragancia pero en distintos formatos genera un efecto potente y te permite aprovechar al máximo esa esencia que tanto te gusta.

7# No frotes tanto


Casi todas cometemos el mismo error: colocar el perfume y frotar. Sin embargo, al frotar la zona provocamos que la fragancia se disperse más rápido. Si quieres tener la misma cantidad de perfume en ambos lados toca con suavidad una muñeca con la otra y la cantidad de fragancia quedará pareja.

Con todos estos consejos, ¡ahora sí podrás vencer al mal olor!

Por: Agustina López.
Vía: iMUJER.