Lo Más Reciente

5 trucos que debes aplicar para conseguir una segunda cita

5 trucos que debes aplicar para conseguir una segunda cita

Las relaciones de apreja son sumamente complicadas. Tener citas hoy en día es algo imposible para muchas, y es que aún cuando existen una gran opción de herramientas para conectar con otros, encontrar a la persona ideal es cada vez más difícil. Pero, ¿qué pasa cuando conseguimos una cita con un chico interesante?

Obviamente todas queremos saber si podría darse algo más pero entre la incertidumbre de la priemra cita y la expectativa de cómo terminará la cosa, solemos tener una crisis de comportamiento que bloquea la posibilidad de una segunda cita. El experto en relaciones de pareja, Matthew Hussey creó esta guía para que comprendamos la mente masculina.

Defiende tus gustos


"Amo la película La La Land"

Expresar certeza sobre algo que te apasiona es mejor que decir "no sé" o "creo". Demuestra seguridad y firmeza ante tus ideales, pero sobretodo, estate preparada para contraatacar con argumentos, en caso de que tu chico te cuestione. Discrepar sobre algo crea dinamismo entre ambos y abre a tener conversación.

Comparte su interés


 "Apuesto a que sería divertido ...."

Averigua qué es lo que le gusta hacer y sugiere un plan divertido que involucre algo que le guste y que tú disfrutes. Si le gusta la música, dile que seguro sería divertido ir a un concierto juntos o si es del tipo aventurero-cultural, dile que visiten alguna exposición. Cuando demuestras interés en involucrarte en sus hobbies o alimentar sus gustos, sentirá una necesidad de averiguar más de los tuyos y solito se pregutara "apuesto a que sería divertido.... contigo"

Sí a las pequeñas cosas


*¡Vamos!"

Este punto no es para decirte que debes decir que "si" a todo, simplemente es que no debes dudar en dar el paso. ¿Cómo? Si van al cine y el chico dice "oh, esas palomitas huelen delicioso", lo que él quiere escuchar de ti es un "¡genial, vamos por unas!", en vez de un "oh, ok". La verdad es que a una como mujer nos gusta sentir que el chico en cuestión nos presta atención y que sea el primero en seguirnos el paso., por supuesto, a ellos también les gusta que cedamos en esos pequeños caprichos que al final alimentan la convivencia entre ambos.

La pregunta del millón


 ¿Estás buscando una relación?

Cuando estás en una cita, inevitablemente viene a la mesa la lluvia de dudas sobre tu estado actual; si quieres una relación, por qué estás buscando una cita, qué estás buscando...Por lo general, dudamos en revelar información a la persona en cuestión, sin embargo, nuestra reacción ante estas interrogantes puede ser algo determinante. Por un lado, decir "nah, sólo estoy saliendo casual, no busco nada serio, lo mío no es estar en una relación" puede hacerte ver como alguien relajada y espontánea, sin embargo, también puede hacer dudar al chico en cuestión, provocando que no sepa por dónde o hasta dónde llegarte (e incluso inhibirlo si siente atracción). Por otro lado, ese mismo juego de palabras puede hacerte sonar desesperada y asustarlo. Todo depende de tu expresión corporal y tono, así para no ponerte el pie solita, lo mejor es buscar una respuesta equilibrada como: "sí, estoy dispuesta a una relación, pero tengo estándares para iniciar una y con quién"

Cumplido sigiloso


"Esto fue divertido, pero porfavor no vuelvas a usar esa camisa...te da una ventaja injusta"

¿Qué? Decir esto parece algo confuso y hará que en un principio el susodicho crea que eres de lo peor por estarlo insultando. Sin embargo, cuando el resto de la frase llegue a su cerebro - "te da una ventaja injusta"- lo traducirá como "verte con esa camisa es mi debilidad". A todos los hombres (y mujeres) les gusta escuchar cumplidos, pero en una primera cita no puedes abrumarlo con estos, por eso, nada como disfrazar uno de forma pasiva-agresiva. Hay que dejarlos pensando en nosotras con una muestra de nuestra mente maquiavélica, es decir, que vea que somos hermosas pero que nuestra mente es maquiavélica (ágil, pues). Cuando el chico llegue a su casa, seguro hasta se dormirá con esa camisa y por supuesto, cada vez que la vea, se acordará de ti.

Por: Karen Hernández.
Vía: NuevaMujer.