Lo Más Reciente

No creer en el matrimonio no arruinará tu relación y estas son las razones

No creer en el matrimonio no arruinará tu relación y estas son las razones

En la antigüedad, las personas se casaban por cualquier motivo distinto al amor: para asegurar su herencia, multiplicar su fortuna, por conveniencia, por arreglo, etc.

Hoy en día, el hecho que los matrimonios se den en su mayoría solo por amor ha complicado la situación. Muchos estudios hechos prueban que esta institución no funciona, que alrededor de la mitad de las parejas terminan divorciándose.

Quizá seas una de esas personas que no creen en el matrimonio. No te sientas mal, hay muchos que piensan como tú. No creer en esta antigua institución no arruinará tus relaciones.

No tiene nada que ver con tu pareja


El que no creas en esta unión legal y religiosa solo habla de tu opinión y tus creencias, no quiere decir que tienes algo en contra de tu pareja. La persona que esté a tu lado debería ser capaz de respetar tus razones y decisión de no casarte.

En vez de acusarte constantemente por no querer casarte ni creer en el matrimonio, tu pareja debería aceptar este hecho en vez de echártelo en cara todo el tiempo. Cada quien tiene su manera de pensar, y sus propios sueños y deseos, lo ideal es que puedan encontrar un punto intermedio para cumplirlos.

Lo importante es la experiencia y la comunicación


No es necesario estar casados para compartir momentos juntos y tener una buena comunicación. El tema debe hablarse constantemente para que estén siempre al mismo nivel. Si resultan casados o no, igual podrán mirar atrás y saber que hicieron las cosas bien con la persona que amaron.

Lo importante es que se encuentran junto a la pareja que aman en el presente, siendo esto su decisión y para lo que han trabajado.

Hay una diferencia entre necesidades y deseos


Aunque es una institución social, el matrimonio no es una necesidad. Tener una relación saludable y fructífera, sí lo es. No creer en el matrimonio no te llevará a la soledad, te llevará a encontrarte con personas que sean capaz de aceptarte o que tengan tu mismas ideas, o a reflexionar y a llegar a una conexión más profunda con tu pareja.

El matrimonio causa mucha polémica tanto en su presencia o ausencia. Lo ideal es que sigas tus sentimientos y deseos, sin dejarte llevar por la sociedad u otra persona.

Por: Ana Villalobos.
Vía: iMUJER.