Lo Más Reciente

Cómo vestir para una entrevista laboral

The Devil Wears Prada

Cuando uno se presenta a un nuevo puesto de trabajo, puede pasar horas pensando qué vestir. Y haces bien, porque no es un detalle menor. Al fin y al cabo, la idea de la entrevista es causarle una buena impresión al potencial empleador. Pero muchas veces uno escoge prendas que no lleva todos los días, y el día de la entrevista se viste, se mira al espejo y de pronto se siente disfrazado. ¿Qué hacer para evitarlo? La especialista Carolina Lüdemann nos da tips de "do's and dont's" para esas ocasiones.

Do: Echarle un vistazo a la web de la empresa. Si te presentas en un banco, el tema se resuelve fácil: el hombre debe ir de traje y la mujer con prendas formales clásicas. En otros casos la decisión no es tan sencilla, y entonces la web puede servir para ver qué visten otros empleados. Si la compañía no tiene fotos del equipo, se puede buscar alguno de los nombres en LinkedIn u otras redes para darse una idea de cómo se suelen presentar.

Don't: Así como uno en general no quiere aparecerse con prendas demasiado elegantes, tampoco debería estar por debajo del promedio. Si no sueles llevar un saco de traje o una blusa y te sientes incómodo, no pienses que tendrías que ir "tal cual eres", en jeans y tenis Eso no causa una buena impresión, aunque pueda ser muy natural. Mejor pasarse de elegante que estar mal vestido. Nadie te recriminará haber exagerado con algún detalle de etiqueta. Mejor parecer demasiado serio antes que relajado.

Do: Ante la duda, mejor recurrir a los clásicos. Para los hombres, un pantalón pinzado y una camisa nunca estarán mal. Para las mujeres, lo fundamental es que la falda no sea ni demasiado corta, ni demasiado ajustada. Lo mismo que la blusa. El largo ideal de las mangas es el codo. Y los colores también son importantes: con negro u azul oscuro nada saldrá mal. Si te compras algo especialmente para la entrevista, póntelo una o dos veces antes. De ese modo, el día del encuentro te resultará normal.

Don't: Llamar a la empresa. Algunos tienen la gran idea de llamar a la compañía y consultar cómo suelen ir las personas nuevas. Nunca lo hagas. Transmite mucha inseguridad. Puedes encontrar algunas pautas pensando en las características del puesto al que te presentas. Si es una sección en la que tendrás mucho contacto con los clientes, mejor preséntate con algo más formal.


Vía: VANIDADES.