Lo Más Reciente

Cómo verte más delgada (sin ponerte a dieta)

Cómo verte más delgada (sin ponerte a dieta)

Ya llegó la Navidad y, siendo muy honesta, si no me puse a dieta en todo el año no hay manera de que cumpla mi propósito de Año Nuevo en el mes de los tamales. Pero eso no quiere decir que tengo que pasar las fiestas escuchando a las tías decir que me ven más “repuestita”. Todo está en elegir la ropa correcta (y comprar unas buenas medias). ¡Les paso mis tips!


Ropa pegadita


Cuando sentimos que subimos de peso nuestro primer instinto es usar ropa holgada, pero eso sólo hace que realmente nos veamos más grandes. Un buen punto medio es cualquier prenda que amarre en la cintura, ¡deja que la ropa te haga forma!

El diseño es tu amigo


Para mí el problema más grande es que en cuanto subo 2 kilos me veo como tambito, ¡se desaparece mi cintura por completo! Pero si no la puedo tener, la puedo crear con colores. Esta foto es un poco tramposa, porque ese vestido ahora obviamente no me cierra ni con mantequilla, pero lo que les quiero enseñar es el efecto que los tonos bien utilizados puede tener.

Las medias negras


En general las medias son una maravilla, especialmente las altas que sirven también para que no se marquen líneas en la cadera. Pero sobre todo las negras se ven de maravilla.

¡Fájate!


Faldas altas, blusas fajadas, figuras maravillosas. Pasé mucho tiempo sin fajarme las playeras (probablemente porque todavía me acuerdo de los regaños de Miss Lorena por andar desfajada en la primaria) pero realmente ayuda a resaltar las curvas.

Ropa interior que te acomode


No tienes que usar calzones “de abuelita” con cinturas súper altas (aunque son bastante cómodos y si los escoges bien, de abuelita no tienen nada), pero sí unos que no se marquen. Muchas veces cuando subimos de peso lo último que cambiamos es la ropa interior, pero cuando te queda mal todo se ve raro. Compra un buen bra de tu nueva talla, calzones que te acomoden y verás como todo se ve mejor.

Y si todo lo demás falla, que se te resbalen los comentarios ponzoñosos. No sé ustedes, ¡pero yo disfruté cada una de las calorías que me comí este año!

Vía:  SoyActitud.