Lo Más Reciente

¿Alimentos ricos en MUFA?

Comer chocolate

Es una tendencia en alza en el mundo de los planes para adelgazar, pero…

¿Qué es MUFA? De acuerdo con innovadores dietistas de Estados Unidos, MUFA son las iniciales en inglés de comidas con altas cantidades de ácidos grasos monoinsaturados (Monounsaturated Fatty Acids).


1. Adiós a la grasa del estómago


En varios recientes estudios se ha demostrado que consumir comidas ricas en MUFA, como los aguacates (paltas), las nueces, los huevos, el aceite de oliva, el salmón, la mantequilla de maní (cacahuate) y el chocolate oscuro, puede ser muy beneficioso para alargar la vida, ya que reducen el riesgo de embolias y enfermedades del corazón, y también ayudan a perder peso. Más importante aún: hacen que desaparezca esa rebelde grasa que acumulamos en la zona del estómago y que crea esos feos michelines en el torso y las caderas.

2. ¿Cómo aplicar este plan a nuestra alimentación?


Como siempre te aconsejamos, diseña —y escribe— una manera de comer que te sea fácil seguir, usando listas de alimentos y sus contenidos de grasas, calorías, etc., y selecciona comidas ricas en MUFA, por supuesto. Un delicioso guacamole es el ejemplo perfecto, aunque no los chips con que lo acompañamos. Puedes untarlo a sándwiches de pavo o acompañarlo a hamburguesas hechas con carne de res baja en grasa, que puedes comer sin el pan o “abierta”, con solo la mitad del mismo. Acompáñalas con una buena ración de la salsa “pico de gallo”.

TIP: Cuando vayas a comprar lechuga, prefiere la romana o 'romaine', que es mucho más nutritiva y crujiente, y tiene más fibra, minerales y vitaminas que la simple lechuga iceberg o americana. Es un pequeño cambio que te aportará muchas ventajas.

KATE MOSS NOS ACONSEJA…


La modelo inglesa mantiene una figura esbelta y tonificada, aunque no es fanática de los ejercicios y no sigue una dieta estricta. Kate ha dicho que a los 43 años, cuidar su piel es el 80% de su secreto de belleza.

Ella “despierta” su cutis por las mañanas “con un baño de agua helada” y usa las mejores cremas y lociones en la cara y el cuerpo.

Cuando se pesa y ha aumentado 1 kilo (2,2 libras) “¡lo pierdo inmediatamente cortando el pan y los dulces!”, dice.

“Tres veces al año, durante una semana hago limpieza de toxinas con una cura de jugos. La energía que me produce es maravillosa. Tomo solo una taza de café en las mañanas, y bebo 8 vasos de agua diariamente”.

TIP: “Ya no tomo ‘baños de sol’ como antes, cuando ponerme superbronceada era lo más deseado, y jamás salgo al sol sin un SPF 50 en la cara y un 8 o 10 en el cuerpo”.


Por: Mari-Claudia Jiménez.
Vía: VANIDADES.