Lo Más Reciente

Consigue la figura de Jennifer Aniston con esta dieta

Consigue la figura de Jennifer Aniston con esta dieta

La actriz de 47 años tiene el cuerpo más deseado por otras mujeres, descubre qué hace para lograrlo



Jennifer Aniston puede presumir de un cuerpo fabuloso, de músculos firmes y, a la vez, femenino y con curvas, que a los 47 años es envidiado por mujeres mucho más jóvenes. Año tras año, es elegido como The Most Wanted Body (el cuerpo más deseado) por revistas de salud y de ejercicios, y es el más solicitado entre las que desean hacerse cirugía plástica y remodelar sus cuerpos. Sus abdominales son famosos y en los gimnasios los entrenadores confiesan que una gran cantidad de mujeres sueñan con tenerlos.

Hace 20 años, Jennifer tenía sobrepeso, porque “comía muchas hamburguesas y demasiada mayonesa”, y una dietista le diseñó “una nueva forma de vida”, que como californiana al fin, no le fue difícil seguir. Perdió 10 kilos (22 libras), enfatizando en la comida sana, evitando las grasas y los carbohidratos provenientes de la harina blanca.

El régimen alimenticio:

1.- Su desayuno favorito


Un huevo poché sobre una tostada de pan de trigo entero (de tipo orgánico) y rebanadas de aguacate (palta) y de tomate con un poco de aceite de oliva. “Es riquísimo, 100% sano y me proporciona mucha energía”, dijo la actriz.

2.- En el almuerzo


Jennifer come ensaladas y su preferida es al estilo griego, a base de granos como el bulgur, además de pepinos (cohombros), cebollas rojas, garbanzos, pistachos, perejil, hojas de menta y queso feta. “A veces le agrego atún y la puedo comer tres veces a la semana. Nunca me aburre”.

3.- A la hora de la cena


¡Pescado, pescado y pescado! Son esenciales en su vida: salmón, huachinango (pargo), sardinas y atún. Como Jennifer es de origen griego, los comía en su hogar varias veces a la semana, además de granos, legumbres y vegetales verdes, como el brócoli.

“El pescado es el mejor alimento para controlar mi peso”, afirma. “Además, me mantiene sana y con mi piel firme”. Cuando no lo puede comer al menos tres veces a la semana, Jennifer toma un suplemento de Omega 3. También le gusta comer pollo sin piel a la parrilla, con cebollas y ajos.

Recientemente, Jennifer reveló su rutina de alimentación y ejercicios. Confiesa que la constancia en cuidar su dieta es esencial en su vida, y también hacer diversos ejercicios durante cinco o seis días a la semana. “Hago 40 minutos de ‘cardio’, ya sea en una elíptica o corriendo en la estera”, dice.

Una vez a la semana añade Pilates, un régimen de levantamiento de pesas (para reafirmar sus músculos “con moderación”), ejercicios en una barra de ballet y sesiones de yoga, tres veces a la semana.

La actriz también camina con sus perros, estilo power walking, todas las mañanas. “Cuando viajo, llevo dos pesas manuales de 4 kilos (8,8 libras) cada una, y bandas elásticas, y en la habitación del hotel hago ejercicios para brazos y piernas”, confesó.

Tip: Su snack favorito son las uvas rojas congeladas, que Jennifer descubrió al probarlas en un spa. “Desde entonces me fascinan, porque es como ingerir un helado”

Por: Mari-Claudia Jiménez. 
Vía: VANIDADES.