Lo Más Reciente

10 cosas que NUNCA debes hacer en la oficina

Estos tips te evitarán problemas en el trabajo.

1. Hacer labores extracurriculares


Si además de trabajar para la empresa, haces algunas labores “freelance” para ganar un poco más, debes asegurarte de organizar muy bien tu tiempo y tus actividades, ya que los trabajos extras deben ser totalmente independientes a tu horario laboral. El hecho de hacer cosas ajenas en la oficina podría significar una reducción de sueldo o hasta un despido, ya que el salario que recibes es por lo que haces por la empresa en tus horas de trabajo.

2. Tratar de cambiar la forma de pensar de tus compañeros


No nos referimos a que los convenzas de lo buena que es una idea para el próximo proyecto, sino más bien a que hagas todo por tratar de cambiar su forma de pensar en cuánto a temas personales como religión, preferencias sexuales, creencias, etc…

3. Tratar de conquistar a tu jefe o alguien a quien reportas


Ok, sabemos que este punto es complicado porque es prácticamente imposible elegir de quien nos enamoramos. Aunque lo más recomendable es que intentes evitarlo al máximo, ya que esta situación podría meterte en muchos problemas tanto con tus compañeros de trabajo como con tus superiores.

4. Comer algo muy oloroso en tu cubículo


Para empezar, debes saber que comer en tu lugar es la peor idea ya que es fácil distraerte con el trabajo y podrías terminar sin disfrutar tu comida y con un “hueco” en el estómago difícil de llenar.

5. Presentarte a trabajar cuando tienes una enfermedad contagiosa


Si no quieres ser el culpable de toda una epidemia laboral, sé consciente de tu salud y la de todos a tu alrededor y mejor pide uno o dos días si padeces de una enfermedad fácil de contagiar, como la gripa.

6. No responder a una llamada o correo que sabes que es de suma importancia


¿Recibiste un correo amenazador al que tienes pánico de contestar? o ¿Has estado evitando las llamadas de una persona que sabes que va a pedirte algo? No hay forma de escapar del trabajo, y por más que lo postergues, en algún momento tendrás que atender a ese llamado.

7. Escuchar música con volumen muy alto


A menos que tengas una oficina privada en la que puedas tomarte la libertad de poner música al volumen que te plazca, evita dar por hecho que a todos a tu alrededor les gustará tu música. Sí, tal vez les guste, pero hay momentos en los que necesitan concentrarse por completo en lo que están haciendo o hacer una llamada importante y ese será solo un distractor.

8. Hablar demasiado fuerte de cosas que no tienen nada que ver con el trabajo


Ya sea que estés hablando por teléfono o que quieras contarle a tu compañero lo bien que la pasaste el fin de semana, para estas situaciones deben existir áreas comunes alejadas de los escritorios y cubículos, donde podrás conversar del tema que desees sin molestar ni distraer a nadie.

9. Iniciar un negocio usando información o herramientas de la empresa


Casi todas las empresas tienen cláusulas en los contratos con sus empleados que indican que está prohibido utilizar cualquier recurso proveniente de la empresa (llámese información, herramientas, materiales, contactos, mano de obra, etc…) para un fin propio. Además, es una actividad que te hará quedar muy mal ante tus superiores y podrías incluso perder tu trabajo y ganarte una mala recomendación de por vida.

10. Buscar otro trabajo


Si ya estás cansada de ese empleo, y crees que ha llegado el momento de crecer y buscar una nueva y mejor oportunidad, es muy válido. Lo que no es prudente, es que ocupes tus horas laborales para buscar esa nueva oportunidad, llenar solicitudes, o hacer/mandar tu currículum vitae. Estas son actividades que deberías hacer en casa.

Vía: Quién.