Lo Más Reciente

5 consejos para crecer cada día y dar lo mejor de ti

Chica sonriendo, felicidad, éxito, crecimiento

Se acerca el final del año y quizá estás pensando en lo que has logrado a lo largo de estos meses, y lo que te falta puede ser que lo estés planeando para el año siguiente. Pero, ¿cuánto de lo que has llegado a realizar ha perdurado? ¿Estás segura a dónde quieres llegar? ¿Qué has hecho realidad?

Antes que nada debemos aprender a hacer una diferencia entre lo que es permanente y lo que comienza con buenas intenciones, pero puede durar poco. Lo que queremos decir es que lo primero que debes hacer es ver en tu interior para lograr hacer cambios en tu entorno y que éstos sean duraderos.

Expertos en psicología recomiendan pensar en objetivos alcanzables y lo que te hace feliz, de tal forma será más fácil de lograr y que te hagan mejorar como persona; de esta forma, mejorará tu entorno.

Es cien por ciento válido que desees mejorar tu aspecto físico y es maravilloso crear nuevos hábitos para estar más saludable, pero uno de los mejores principios es comenzar por aceptarte tal como eres. ¿Cómo lograrlo? Te damos unos cuantos consejos:

1. Encuentra tus cualidades y agradece por ellas. Esto incluye parte de nuestra personalidad y las actividades en las que seamos buenas y podamos enlistar. Por ejemplo: “me preocupa el medioambiennte, soy buena cocinera, soy rápida nadando, etc”.

Escríbelas y agradece por ellas. Algunos estudios han demostrado que la gratitud está ligada a tener mejores relaciones y hábitos más saludables.

2. Sé realista ante tus limitaciones. Reconoce que cada persona es única y tiene una tarea diferente en la vida. Cada una, incluida tú, está haciendo lo mejor según las circunstancias en las que se encuentra. Adopta esta afirmación de la coach empresarial y personal Farnoosh Brock: “Me acepto a mí mismo. Me amo. Me perdono por lo que no estaba consciente hasta que aprendí de ello”.

3. Ten compasión y perdónate como lo harías con los demás. Si tienes una amiga que está deprimida porque cometió un error en su trabajo y le llamaron la atención, ¿te sumarías al regaño? Seguramente no, y lo que harías sería darle palabras de aliento y animarla para que siga adelante porque se trató simplemente de un tropiezo, que a todos nos pasa en algún momento de la vida. Así actúa contigo misma, sé tu mejor amiga y no te dejes caer.

4. Observa tus pensamientos más profundos y positivos. Tenemos muchos pensamientos y sentimientos positivos durante el día, pero solemos recordar los problemas porque son con los que tenemos que lidiar con más frecuencia y a los que hay que prestarles más atención.

Es por eso que la gratitud es un poderoso hábito que debemos adoptar. Algunos psicólogos recomiendan escoger las mejores cosas por las que debemos estar agradecidos con nosotros y los demás para el final de cada día.

De hecho, si se busca una mala experiencia, por lo general encontraremos algo positivo.

Te darás cuenta que no vale la pena estar enojado, ofendido o temeroso si no te tomas esa situación tan “a pecho”. Así funciona, cuando hay algo que no nos interesa, ni siquiera nos damos cuenta de que existe.

Haz que te importen las cosas que llevas en el corazón, que es lo que amas o te apasiona, y es lo que te hace feliz.

Y bien dicen que para ser feliz, también hay que darse pequeños gustos que alimenten el alma y el cuerpo. Para éste último, la buena alimentación es básica y qué mejor si es con algo delicioso, como un rico jugo, como los Del Valle, cuyos sabores y nutrientes son capaces de sacarte la mejor sonrisa del día.

5. Enfócate y no te rindas. Aprender a aceptarse podría ser para algunas personas un proceso rápido, pero muchas veces toma su tiempo y esfuerzo. Los contratiempos o las situaciones difíciles suelen aparecer, pero hay que evitar sentirse frustrada en el proceso y con nosotras mismas.

Aunque tome tiempo, vale la pena… Verás los resultados y sentirás la diferencia en ti y lo que te rodea.


Vía: Vanidades.