Lo Más Reciente

3 señales de que estás en el camino correcto

3 señales de que estás en el camino correcto

¿Alguna vez te has preguntado si estás haciendo lo que deberías estar haciendo, lo que es mejor para ti? Yo me lo he preguntado muchas veces, más seguido que la mayoría de la gente que conozco... Supongo que porque veo que la vida tiene tantas posibilidades y oportunidades, que nunca sé si estoy haciendo lo que es mejor para mí. Y sin embargo, otras veces siento esa increíble sensación de que todo es perfecto, de que los eventos y las personas se alinean y todo fluye a un ritmo totalmente natural.

Si te has preguntado estas cosas alguna vez, presta atención a estas señales que indican que tu vida está en el camino correcto.

#1 Energía


energia

Una de las primeras cosas que siento cuando me estoy desviando del mejor camino para mí es que empiezo a sentirme sin energía. Es como si, por más que durmiera, no descansara. Siento como si tuviese que luchar contra una poderosa corriente energética que no me deja relajarme ni descansar. Así que si te sientes llena de energía y vitalidad, ¡tu vida va por el buen camino!

#2 Afectos


Otro de los factores importantes que se sienten alineadas cuando nuestra vida está bien encaminada son las personas. De pronto conocemos justo a la persona que necesitábamos conocer, de la manera más extraña y en el momento justo.

Por el contrario, cuando nuestra vida está tomando una vía equivocada nos encontramos con personas críticas, malhumoradas, egoístas y poco cooperativas, que nos indican que no deberíamos estar allí.

#3 Coincidencias


Para mí las casualidades no existen, sino que todo forma parte de una intrincada red interconectada, diseñada para que aprovechemos al máximo nuestra experiencia en esta vida. Por eso suelo estar atenta a las llamadas “coincidencias”, porque sé que cuando se presentan en mi vida son una señal de que estoy bien rumbeada.

Por el contrario, si todo comienza a complicarse y a trancarse, lo mejor es dejar de insistir, dar un paso atrás y revisar la situación para ver qué podemos hacer diferente, pues es bastante obvio que ese no es el mejor camino ni la mejor opción.

Por: Alejandra Guerrero
Vía: iMUJER.